Cada vez más mujeres solas con hijos a su cargo viven del salario de integración

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales ha notado, un cambio importante en el perfil de las personas que solicitan el ingreso madrileño de integración (IMI), hasta el punto de que cada vez son más las mujeres solas con cargas familiares, los parados de larga duración y los jóvenes que demandan el salario social, según Concha Lastau, directora general de Servicios Sociales.Actualmente, la gran parte de los madrileños que reciben el IMI son mujeres con cargas familiares no compartidas. Se trata de mujeres separadas que cuidan a sus hijos sin contribucción alguna por parte del padre de los mismos. Ese colectivo representa a 39.000 personas (el 30,79% del total), seguido por el grupo de personas solas (29,51%), integrantes de otro tipo de estructura familiar (21,28%) y parejas con menores (18,42%). Lastau señala que más de la mitad de las familias que solicitan la ayuda tienen niños a su cargo, mientras que sólo el 7% debe atender a ancianos.

En total, 7.957 familias percibían esta ayuda el pasado 31 de mayo. Desde 1990, fecha de su creación, el número de familias incorporadas al programa del IMI ha sido de 27.790, con un total de 88.620 personas beneficiadas. El presupuesto en el último ejercicio presupuestario fue de 3.458 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50