300 personas piden "justicia por el asesinato del joven marroquí"

Unas trescientas personas, la mayoría inmigrantes marroquíes, se manifestaron ayer para pedir "justicia" por la muerte del joven estudiante Mourad el Abadine, de 19 años, abatido de un tiro por un ex guardia civil la madrugada del viernes. A la cabeza de la manifestación, que partió de la Puerta del Sol hasta el lugar del crimen, en la calle del Barquillo, iban los familiares de la víctima, cuyo cuerpo será enterrado en Casablanca (Marruecos). El padre, Mohamed el Abidine, se preguntaba: "¿Por qué han matado a mi hijo?". Al final del recorrido, la madre, con un ataque de histeria, se desvaneció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50