Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo más sanguinario de la banda

El comando itinerante, el más sanguinario de ETA, tiene en su historial uno de los atentados más brutales: el perpetrado contra la comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza en diciembre de 1987, donde resultaron muertos cuatro guardias, dos mujeres y seis niños.El grupo encabezado por el francés Henri Parot fue durante años un misterio, no sólo para la policía española, sino también para los militantes de ETA. Este comando de élite, creado en 1978 por el dirigente Txomin Iturbe -fallecido años después en Argelia- estaba directamente a las órdenes del jefe del aparato militar de la banda.

Esta célula criminal permaneció operativa 12 años, causando un desconcierto total entre las fuerzas de seguridad del Estado, que durante ese tiempo atribuyó sus atentados a otros activistas.

El abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Pedro Cerracín, felicitó ayer a la Justicia francesa tras la severa condena impuesta a tres miembros del comando. Cerracín rindió homenaje a las 30 personas que sufrieron atentados de los tres terroristas y que han soportado con dignidad estar en el juicio frente a los "asesinos".

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, resaltó que la condena de los tribunales franceses pone de manifiesto que las fronteras no son un obstáculo para que se cumpla la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 1997