Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Tenerife arremete contra Heynckes

Al igual que ha ocurrido entre Lorenzo Sanz y Fabio Capello en el Real Madrid, las :relaciones entre el presidente del Tenerife, Javier Pérez, y el técnico alemán Jupp Heynckes, también han acabado deterioradas. Y las diferencias han sido igualmente aireadas por uno y otro sin disimulo alguno. Al término del último partido entre el equipo canario y el Zaragoza, el ya nuevo entrenador del Madrid se despidió con comentarios críticos al trato recibido por el consejo de administración del Tenerife durante su estancia en la isla. Y estas quejas no le han sentado nada bien al dirigente tinerfeño. Heynckes dijo, entre otras cosas, que desea irse cuanto antes del Tenerife y que se despide de este equipo sin ninguna emoción y sin mirar atrás.Estas palabras han sido respondidas de inmediato por Javier Pérez, quien ha arremetido contra el preparador alemán y le ha invitado a "que se marche desde hoy mismo". Pérez, en declaraciones a la cadena Ser, ha dejado claro que el club no pondrá impedimento alguno para que Heynckes se marche cuándo quiera, pero matizó que, hasta que finalice su contrato, el entrenador debe mantener una posición correcta con la opinión pública y no hacer declaraciones de este tipo. Además, opina que si Heynckes"está dispuesto a comer con la retribución de los canarios, debe ser respetuoso y no tiene derecho a planificar otro club mientras tenga contrato en vigor"

Pérez criticó al técnico alemán por comunicar su marcha del club con tanta antelación y aseguró que el objetivo de ese anuncio no fue dar a conocer su decisión a los medios informativos, sino enviar un mensaje al Real Madrid para que supiera que quedaba libre. Este cruce de declaraciones es la culminación de unas malas relaciones entre Pérez y Heynckes en la presente temporada. El técnico alemán se quejó en varias ocasiones de que el consejo de administración no contaba con él para cuestiones como los viajes y que se sentía solo. Estas quejas fueron siempre respondidas por Pérez, quien dejó claro que Heynckes había sido contratado para entrenar al equipo y no para organizar el club.

A pesar de las últimas críticas, Javier Pérez no ha dudado en reconocer el trabajo realizado por Jupp Heynckes en la entidad tinerfeña, ya que en la primera temporada obtuvo la clasificación para la Copa de la UEFA y en esta campaña llevó al equipo hasta las semifinales de la citada competición.

La despedida, sin embargo, es triste. Como le sucede a Fabio Capello en el Real Madrid, llega cargada de tensión y malas palabras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de junio de 1997