Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida en Villalba la 'banda del BMW'

En círculos policiales y en las comandancias de la Guardia Civil los conocían como la banda del BMW, y desde enero los tenían como una auténtica pesadilla. Siempre actuaban igual: robaban automóviles de gran cilindrada, con predilección por los de la marca alemana, y con ellos atracaban en gasolineras, estancos y otros establecimientos de pueblos madrileños.La pasada madrugada, la Policía Local de Collado Villalba (36.700 habitantes) detuvo a cinco de sus integrantes en una operación que se saldó con un herido por cada bando.

Pasadas las tres de la madrugada, la Guardia Civil avisó a la policía villalbina de que esta banda podía dirigirse a su municipio. Allí se les dio el alto cuando acababan de reventar un estanco. Los supuestos atracadores embistieron con su BMW al coche patrulla, con el resultado de un agente con un brazo roto y contusiones múltiples. La policía disparó e hirió en el estómago a uno de los supuestos jefes del grupo, Alberto B. También fue detenido José D. B., a quien los investigadores consideran el otro cabecilla.

Primeros delitos

Los inicios delictivos de esta banda se remontan a principios de año, según la policía local de Getafe (143.000 habitantes). Los miembros del grupo, vecinos de una colonia de viviendas sociales en Villaverde, se reunían en La Cabaña del Cabrero, un paraje junto al barrio de Getafe Norte, para preparar sus actuaciones.

Desde el principio dejaron claras sus señas de identidad: eran "excelentes conductores" y actuaban armados con mazas y barras de hierro, "siempre con extraordinaria violencia y capacidad destructiva", en definición de un alto mando de la policía getafense. Para no dejar huellas, se enfundaban guantes de cirujano. Concluida la noche, prendían fuego al BMW, por lo general de última generación, en las inmediaciones de la colonia Marconi (Villaverde).

Las primeras muestras de su contundencia las sufrieron gasolineras de Leganés y de las carreteras de Toledo y Andalucía. Con el tiempo, ampliaron su red de acción a Seseña, Illescas (pueblos de Toledo), Torrejón de la Calzada o Pelayos de la Presa.

Pese a la detención, la policía de Getafe cree que al menos tres de los integrantes habituales del grupo siguen en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997