_
_
_
_
_

Protesta por falta de una cuidadora para un niño discapacitado

Madres e hijos asisten juntos a clase desde hace una semana en el Colegio Rural Agrupado de Vega de Valcarce (León) en protesta por la falta desde febrero de una cuidadora para el pequeño Michael, de cinco años, con problemas físicos psicomotrices irreversibles, que requieren una atención constante.La madre del niño es quien cuida al pequeño en el aula de párvulos desde el mes de abril, después de permanecer ambos dos meses en su casa sin tener ninguna respuesta del Ministerio de Educación, según fuentes del propio colegio. El pequeño inició el curso con una cuidadora a la que se le terminó el contrato en febrero. Desde entonces, todas las peticiones han sido infructuosas. El niño vive en el pueblo de Sotoparada y acude a diario en un taxi al colegio.

Un grupo de madres se solidarizó hace una semana con la familia de Michael y decidieron acudir a clase con sus hijos, en señal de protesta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_