Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldo rompe con el Barcelona

Núñez y los agentes del brasileño anularon el acuerdo de renovación por diferencias en la forma de pago

El contrato de por vida de Ronaldo con el Barcelona (11.200 millones de pesetas en nueve años) no duró ni un día. La directiva azulgrana y los agentes del brasileño rompieron las negociaciones en la madrugada del martes al miércoles cuando intentaban plasmar en un documento los acuerdos alcanzados horas antes. El Barça, por, boca de su presidente, Josep Lluís Núñez, culpó a los representantes de la ruptura al asegurar que el club había cumplido con todas sus exigencias. Los azulgrana sospechan que Ronaldo tiene un acuerdo en firme con el Inter de Milán y que sus negociaciones con el equipo catalán, en realidad, han sido un puro formalismo. Los agentes del jugador se remitieron a un escueto comunicado en el que daban por rotas las conversaciones.

La ruptura causó consternación e incredulidad. El fracaso de la negociación se consumó apenas ocho horas después de que Núñez y los agentes se lanzaran piropos y se dejaran fotografiar dándonse abrazos durante la conferencia de prensa en la que se iba a anunciar un acuerdo tildado de eterno. Todo indica que las conversaciones se rompieron por la forma de pago y los 2.000 millones de pesetas que el Barca tenía que pagar como plus de fichaje. La negociación, aplazada en la madrugada. del martes al miércoles, tenía que haberse reanudado por la mañana, pero no se consumó. César, el amigo del jugador, en Castelldefels, ya avanzaba: "No se dónde irá [Ronaldo]; lo que es seguro es que no seguirá en el Barça".El Barça calló hasta que Núñez habló sobre las 19.00 horas tras reunirse con el tesorero del club, Guillem Chicote, y sus asesores fiscales. Núñez achacó la ruptura a los representantes. "Era una operación muy forzada. Ellos no esperaban que aceptáramos todas sus propuestas. Intentamos denunciar las cosas que no eran correctas", prosiguió, "pero acabamos aceptándolas todas y lo único que faltaba era firmar".

Inter de Milán

Núñez fue más allá y acusó a los agentes de romper deliberadamente con el Barça: "Creo que estaban comprometidos [con el Inter] porque cuando se acabaron las conversaciones y nos dimos la mano, estuvieron una hora hablando con ellos [con el club italiano]". Y añadió: "Me confesaron [los agentes] que no esperaban llegar a un acuerdo. Incluso me pidieron cobrar 1.000 millones mañana [por ayer] y otros 2.000 dentro de ocho días y dijimos que conformes. Y luego, suspendieron las negociaciones".El presidente azulgrana confesó que había comentado a sus asesores que la operación era tan fabulosa que temió por la economía del club. "No olvidemos que la seguridad del club es más importante que todos los jugadores. Hay que hacer una valoración realista: su permanencia en el club significaba un proyecto de 11.000 millones en 10 años".

Después de que hablara Núñez, Alexandre Martins, uno de los representantes del jugador, se limitó a leer un escueto comunicado: "No vamos a responder ni una pregunta para no crear un clima de guerra. Infelizmente, no ha sido posible reflejar en contratos los acuerdos verbales que alcanzados ayer con la directiva. Por tanto, damos como rotas las negociaciones para blindar el contrato. El jugador sigue con el contrato que tenía". O sea, que cuando algún club, seguramente el Inter, pague los 4.600 millones de pesetas de cláusula de rescisión, Ronaldo se irá del Barça.

El Inter ya se frota las manos. "Esperamos saber si es una verdadera ruptura o la enésima jugada", afirmó a Efe un directivo. "En el primero de los supuestos", agregó, "Ronaldo vendrá al Inter".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1997