Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex prisionero de guerra es el primer embajador de EE UU en Vietnam

Cuando Douglas Pete Peterson pise hoy el suelo del aeropuerto Noi Bai, de Hanoi, hará historia por un doble motivo. En primer lugar, Peterson es el primer embajador de Estados Unidos en Vietnam desde el final de la guerra, en 1975. En segundo lugar, no es un diplomático más: Peterson era piloto de guerra norteamericano cuando, en 1966, su avión fue abatido por fuerzas norvietnamitas en el delta del río Rojo.

Peterson se lanzó en paracaidas y fue capturado por un grupo de campesinos armados. Pasó seis años y medio como prisionero de guerra en la dura cárcel norvietnamita que los norteamericanos bautizaron sarcásticamente con el nombre de Hanoi Hilton. Con el nombramiento de Peterson como su primer embajador ante el Vietnam reunificado, Washington quiere simbolizar su voluntad de cerrar definitivamente las heridas de la guerra. De los 8'7 millones de norteamericanos que combatieron en vano en Vietnam entre 1964 y 1973, 47.300 perdieron la vida y 153.000 resultaron heridos. Peterson ha declarado que una de sus tareas consistirá en echar luz sobre el paradero de los 2.124 compatriotas suyos desaparecidos en combate durante las guerras de Indochina, 1.585 de ellos en Vietnam.EE UU y Vietnam establecieron relaciones diplomáticas en julio de 1995, pero sus progresos en intercambios humanos, comerciales y económicos han sido escasos desde entonces. Washington, crecientemente interesado por sus relaciones con los países asiáticos, desea desatascar esa situación, actitud que comparte Hanoi. "La llegada de Peterson puede ayudar a hacer avanzar las cosas", ha declarado el diplomático vietnamita que también hoy se hace cargo de la embajada de su país en Washington.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de mayo de 1997