Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un albañil, herido grave al estallar un paquete bomba de ETA en un solar de Sevilla

Un artefacto explosivo,, atribuible a ETA, hirió ayer de gravedad a un albañil junto a un edificio en construcción de Sevilla. La explosión se produjo a unos 50 metros de las vías del AVE que atraviesan la ciudad hasta la estación de Santa Justa. Durante toda la semana pasada, coincidiendo con la Feria, hubo numerosos avisos anónimos sobre un atentado e, incluso, el domingo se recibió en la sede de EL PAÍS en Madrid una llamada reivindicando "Ias explosiones de Sevilla". Interior no tenía conocimiento entonces de ningún hecho de estas características. Pero el lunes, Sevillana de Electricidad descubrió que cuatro torretas de alta tensión habían sido atacadas, posiblemente con la intención de causar un apagón en el recinto ferial.

El edificio afectado ayer había sido ya desalojado por la policía el pasado viernes y revisado en al menos otras dos ocasiones sin resultados. Horas antes de la explosión, la policía volvió a rastrear la zona sin encontrar nada. A las 14.05, el albañil José Manuel Zambrano Rochas, de 47 años, fue alcanzado por la explosión, que le destrozó el brazo izquierdo y le causó heridas en todo el cuerpo.La bomba había sido colocada en la acera situada frente a la entrada de las obras del edificio Cónsul. Unos 100 trabajadores permanecían dentro del recinto. "Dos segundos antes había pasado por el mismo sitio donde estaba la bomba. Cuando me encontraba en la oficina revisando unos papeles, oí una gran explosión. Salimos todos corriendo y nos encontramos al compañero en el suelo, sangrando y gritando", relataba José León.

"Todos comenzamos a chillar y alguien nos dijo que nos fuéramos por si había otra bomba", recordaba otro compañero de trabajo. La policía acordonó la zona y una ambulancia del 061 trasladó al herido al hospital Virgen del Rocío.

"Si hubiera explotado una hora antes, habría matado a 40", afirmaba José León, quien se quejaba de que la policía no hubiese desalojado el edificio por la mañana, cuando estuvo inspeccionando la zona. La presencia policial había despertado las sospechas de los vecinos.

Durante toda la semana pasada, mientras se celebraba la Feria de Abril de Sevilla, se habían recibido diferentes avisos amenazantes en varios medios informativos y en la asociación Detente y Ayuda (DYA) en el País Vasco. El pasado viernes, las fuerzas de seguridad tuvieron cortada durante varias horas la circulación del tren de Alta Velocidad (AVE) ante el temor a un atentado.

Sobre las cinco de la madrugada del pasado viernes, hicieron explosión nueve cartuchos de cloratita en la base de cuatro torretas de alta tensión de Sevillana de Electricidad, situadas en los municipios de Camas y Santiponce, próximas a uno de los aparcamiento del recinto ferial de Sevilla. Las explosiones causaron pequeños desperfectos en la base de hormigón de las torretas. Algunos vecinos de la zona escucharon un estampido, pero ninguno avisó a la policía al creer que provenía de la feria.

El domingo por la mañana, un hombre telefoneó a EL PAÍS en Madrid. Tras pronunciar unas frases en euskera, reivindicó en castellano "las explosiones de Sevilla", y, antes de cortar la comunicación, gritó gora ETA (viva ETA). Fuentes de Interior aseguraron que no había habido ninguna explosión en Sevilla, aunque reconocieron que durante toda la semana se habían producido amenazas anónimas relativas a esa provincia.

Un aviso sobre la colocación de un artefacto cerca de la estación de ferrocarril de Santa Justa desató la alarma, policial y provocó el pasado viernes un rastreo intensivo. Ese día, el edificio en construcción donde ayer estalló la bomba fue desalojado. En la mañana de ayer, agentes con perros especializados rastrearon de nuevo la zona sin hallar nada.

Sin embargo, el albañil José Manuel Zambrano tropezó con el artefacto, oculto entre unos matorrales, y provocó la explosión. El artefacto estaba fabricado con cloratita, un compuesto inusual en ETA, y temporizadores de fabricación francesa.

La alcaldesa, Soledad Becerril, declaró que "todo apunta a ETA". Según el presidente de la Junta, Manuel Chaves, el comando autor del atentado podría ser el que el pasado verano sembró de pequeños artefactos zonas turísticas de Córdoba, Jaén, Málaga y Granada.

Zambrano, según el parte médico, sufre "pérdida de sustancia en glande, úlceras conjuntivales, hemotímpano bilateral, herida contusa en cara anterior del antebrazo izquierdo con sección del nervio cubital, fractura sin desplazar de metafisis próxima de tibia izquierda, herida contusa con pérdida de sustancia en hombro izquierdo y heridas superficiales y laceraciones múltiples", informa

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 1997

Más información

  • La policía había inspeccionado varias veces la zona, próxima a las vías del AVE, sin hallar nada