Las oposiciones a bombero municipal implantan el control antidopaje

Los aspirantes a bombero en el Ayuntamiento de Madrid pasarán, a partir de ahora, por un nueva prueba: el control antidopaje. Así lo ha decidido el tribunal y el concejal de Bomberos, Carlos López Collado. "Tenemos sospechas de que algunas personas pueden estimularse para los ejercicios", dice el edil. Las oposiciones comenzarán en mayo con 2.689 concursantes, sólo tres mujeres, para las 50 plazas disponibles. La idea no es nueva, pero no se había podido implantar por falta de presupuesto.

El control antidroga pretende garantizar la fiabilidad total de las oposiciones que se inician el próximo día 8 de mayo. A juicio de los miembros del tribunal -represententantes de sindicatos y del área de Personal y Bomberos-, se podría haber extendido en las últimas pruebas la utilización de medicamentos para incrementar el rendimiento en los ejercicios físicos. "No podíamos dejar que en este tipo de pruebas físicas no se realizaran los controles que se hacen en otros deportes donde sólo se juegan la gloria efímera", explica Carlos López Collado. "Se están examinando para un puesto para toda la vida (con un sueldo medio de unas 200.000 pesetas), y la utilización de algunas sustancias puede suponer una tentación para alguien que acuda a la pruebas muy justo de fuerzas". "Sabemos que nadie se va a escandalizar por este tipo de controles con los tiempos que corren", añade López Collado.El concejal asegura que en el "mundillo de los gimnasios se conoce perfectamente que hay sustancias que se utilizan para aumentar la masa muscular". "Se han puesto de moda los anabolizantes y otras sustancias", prosigue, "que producen hasta un 25% o un 30% de mejora del rendimiento de pruebas físicas en las que la potencia muscular es fundamental".

El método antidopaje será el control analítico de muestras de orina, por tratarse de uno de los mecanismos de mayor efectividad. Estos controles los efectuará el Consejo Superior de Deportes con las técnicas más avanzadas. Según López Collado, el precio de cada análisis es alto: "Nos puede salir muy caro [unas 20.000 pesetas cuesta cada análisis, según el CSDI, y por eso van a efectuarse sólo entre un 10% de los opositores".

"A eso vamos a unir otras pruebas de menor coste para descubrir si han consumido sustancias como la cocaína, la heroína y la morfina".

El Ayuntamiento asegura que el tribunal elegirá al azar a los opositores. Sin embargo, s gún López Collado, también podrán pasar por los análisis aquellas personas que "pueden infundir sospechas". "Guardaremos el anonimato de los positivos", aclara el concejal.

Para los controles antidroga el tribunal va tomar como referencia la Ley del Deporte de 25 de febrero de 1997, donde se incluyen las sustancias y grupos farmacológicos prohibidos en actividades deportivas: estimulantes, analgésicos, anastésicos, cannabis y sus derivados, alcohol, bloqueantes, beta y adrenérgicos.

Se han presentado a esta convocatoria de bomberos 3.387 solicitudes. Fueron ex cluidas 35 personas por no me dir entre 1,62 y 1,92, y no se presentaron a tallarse otros 663 concursantes.

Para Antonio López, secretario general de UGT en el Ayuntamiento de Madrid, el control antidroga es "lógico y conveniente para garantizar la objetividad de unas pruebas selectivas".

A juicio de Julio Novillo, portavoz de la sección sindical de CC 00, existe mucha competitividad y por ello "es lógico que se evitan fraudes con este tipo de controles". Según este sindicato, estas pruebas no se habían realizado hasta ahora por falta de presupuesto. "Aparecían recogidas en las bases, pero no se llevaron a cabo porque cada control cuesta mucho dinero".

Saltar, correr y nadar

A los pruebas físicas acudirán 2.686 hombres y sólo tres mujeres. En tres días se enfrentarán a los ejercicios físicos.En la primera jornada pasarán por el gimnasio. Las pruebas principales son cinco: saltos con los pies juntos sobre banco de poca altura, salto vertical con los pies juntos, trepa de cuerda lisa sin apoyo de piernas y pruebas para comprobar la potencia de brazos y pecho.

La pista de atletismo les examinará el segundo día. Deberán correr una distancia de 100 metros (prueba de velocidad) y la carrera de fondo de 1.000 metros. Acabarán los exámenes en la piscina olímpica para nadar 50 metros.

El año pasado se presentaron 3.000 personas y sólo superaron las pruebas físicas 250.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de abril de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50