Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Menor traslada al juez 12 casos de abusos graves

El Defensor del Menor, Javier Urra, ha trasladado 12 casos de abusos graves a niños y adolescentes -de los 210 que ha atendido en los seis meses que lleva funcionando- al Tribunal Superior de Justicia. En uno de los casos, fueron los abuelos, de los menores los que denunciaron los problemas que padecían sus nietos ante el abandono de sus progenitores, explicó Urra, psicólogo y pedagogo de 39 años.Otro de los casos guarda relación con el contenido pornográfico de una información aparecida en una revista de difusión entre los niños. En la citada publicación, contó Urra, se podían leer frases como "cuando me lo hago con menores",

"También hay denuncias sobre los contenidos de publicaciones o de los programas de televisión que incitan a la violencia, al racismo, al sexismo o contribuyen a la pornografía encubierta de la denuncias Pero la mayoría de las denuncias están relacionadas con ambientes de marginalidad, inmigración o tiene padres relacionados con la droga", explicó el Defensor del menor, durante la inauguración ayer de su nueva sede, un espléndido piso alquilado en el barrio de Salamanca, con frescos incluidos en el techo, que anteriormente albergó la embajada de Grecia.

El local, situado en la calle de Serrano, tiene 700 metros cuadrados y por él la Comunidad de Madrid pagará al mes 910.000 pesetas (1.300 pesetas el metro cuadrado), Javier Urra intentó justificar ante los invitados a la inauguración, entre ellos el presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Van-Halen, este millonario alquiler con argumentos como "este local está perfectamente comunicado por autobús y de manera aceptable por metro".

También dijo que antes de legir el piso visitó 28 posibles locales. El presupuesto de esta institución para este año es de 145 millones: 80 serán para gastos de personal, 45 para gastos cotidianos, y 20 se destinarán a inversiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 1997