Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 30ª JORNADA DE LIGA

Lopera cumple su amenaza

El presidente del Betis impide la transmisión del partido por televisión

El partido no fue televisado. Manuel Ruiz de Lopera, el propietario del Betis, cumplió su amenaza y no dejó que las cámaras ofrecieran el encuentro. Por primera vez en los últimos diez años, la noche del sábado se quedó sin fútbol televisado. La jugada le costará al Betis 200 millones de pesetas, la cifra en la que se fija por contrato la no autorización de la transmisión de un encuentro. La prohibición de ayer es un paso más del pulso con el que Lopera retó a Canal Sur, miembro de la FORTA, hace unos meses.Las relaciones de Lopera con Canal Sur están muy deterioradas desde hace dos años. El presidente se quejó por aquellas fechas del escaso dinero que le pagaba el canal autonómico por los partidos de pretempotada_. Posteriormente atacó a Canal Sur por vender las imágenes del partido Betis-Zaragoza, que no era transmitido en España, a una cadena de televisión de Turquía, en vísperas del encuentro de la Copa de la UEFA frente al Fenerbahce de Estambul. El conflicto se agudizó definitivamente cuando el Betis firmó un nuevo contrato con Antena 3 Televisión en pleno conflicto de las cadenas por los derechos del fútbol. Canal Sur no se alineó en aquellos momentos con el resto de las cadenas autonómicas, que habían llegado a un acuerdo con A3 Televisión para abrir el contrato anterior y permitir la transmisión de los encuentros en lunes. En plena guerra, el presidente Lopera impidió la entrada de las cámaras de Canal Sur para tomar imágenes del encuentro Betis-Rayo Vallecano. Sucedió el 20 de octubre de 1996. Canal Sur recogió las imágenes desde un terraza de un edificio cercano.

Posteriormente, el 26 de diciembre, cuando se disputó el derby sevillano. Canal Sur pasó el partido con dos minutos dé diferencia tomando la señal de Canal +. "Para nosotros esto es inadmisible. Del Betis no se burla nadie y por eso desde ese día se le prohibió a las cámaras de las televisiones autonómicas entrar al estadio" señaló Ruiz de Lopera. Canal Sur recibió una multa de 50 millones, de pesetas.

El presidente bético considera que es su equipo el que está siendo perjudicado con este contencioso. "Las televisiones autonómicas saben que no pueden entrar. Para qué pidieron el partido si de antemano sabían que ellos fueron los que violaron el contrato. Lo que buscan es perjudicarnos", agregó Ruiz de Lopera.

Fuentes de Canal Sur consideran que la situación se puede volver a repetir porque las autonómicas están obligadas, según el contrato, firmado hasta junio del 98, a emitir un partido de cada club. "Seguiremos reclamando nuestro derecho a informar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 1997