Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Latinoamérica creció más del 3% en 1996 y atajó la inflación, aunque no redujo el paro

Mayor crecimiento económico, más inversión y reducción de la inflación y de los déficit públicos. Éste es el resumen que traza el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre la economía en Latinoamérica en 1996, que será presentado hoy a la Asamblea de Gobernadores. Por término medio, el crecimiento se triplicó hasta el 3,1%, la inflación bajó del 16% al 11%, el déficit cayó al 1,5% del PIB, dejando espacio a la iniciativa privada, y la inversión creció el 6%. Pese a estos datos favorables, el BED avanza que el paro no bajó "y parece haber aumentado, datos preliminares".

El BID, entidad que preside Enrique Iglesias, reúne a 46 países, de los que 26 son latinoamericanos -todos excepto Cuba-, y son los únicos con derecho a recibir créditos y ayudas del banco. El BID financia a los gobiernos de la región y se ha fijado como objetivo que el 50% de sus operaciones apoyen de forma directa programas de reforma social y reducción de la pobreza. Durante 1996, concedió préstamos por valor de 6.765 millones de dólares (casi un billón de pesetas).El informe del BID -a cuya presentación acuden hoy los Reyes y el presidente del Gobierno, José María Aznar- señala que la zona "salió de la crisis económica y financiera mucho -antes de lo que muchos observadores preveían". Y añade: "Se ha restablecido la confianza internacional en las perspectivas de la región".

El crecimiento económico de 1996 triplicó al de 1995, cuando la economía de estos países creció sólo el 1% y se vio afectada por la fuerte crisis por la que atravesó México. El crecimiento fue del 4% en Bolivia, Chile, Guyana, Nicaragua y República Dominicana. Iglesias estima que el crecimiento económico se acelerará hasta el 5% este año, pero afirma que la economía de los países latinoamericanos debe crecer al 7% en los próximos años para reducir el desempleo.

El crecimiento global de la inversión en un 6% esconde realidades muy distintas. La inversión aumentó el 13% en Chile y el 12% en Argentina y México, lo cual contrasta con las caídas del 16% el 43% que sufrieron estos países el año anterior. En los demás países el crecimiento de la inversión bajó del 15% al 5%, señala el BID.Las exportaciones aumentaron el 7,3% y destacan los aumentos del 13% en Argentina y México.

Algunos, países, como México, se beneficiaron de la subida del precio del petróleo. Otros, como Chile, sufrieron las consecuencias- de la caída en un 35% del precio del cobre.

La inflación media de los países latinoamericanos bajó del 16% en 1995 al 11% en 1996. Se trata de la cifra más baja desde 1977. Los déficit públicos descendieron como promedio del 2% al 1,5% del PIB.

Los países latinoamericanos han privatizado 700 empresas en los últimos tres años. De esta forma, la inversión extranjera ha contribuido de forma notable a impulsar el crecimiento económico. Las entradas de capitales alcanzaron los 60.000 millones de dólares (8,5 billones de pesetas).

Pese a estos avances, la población crece tan deprisa que frena el crecimiento de la riqueza per cápita. El BID indica que al acabar 1996 la población de los 26 países de la zona era de 460,9 millones de personas, 47 millones más que en 1990. El PIB per cápita pasó en este periodo de 2.604. a 2.637 dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de marzo de 1997

Más información

  • El BID dice que la zona "salió de la crisis antes de lo que muchos observadores preveían"