Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex director de Banesto afirma que Conde le mandó pagar la factura de Argentia

El ex director general del área corporativa de Banesto, Javier Abad, declaró ayer en el juicio del caso Argentia Trust que pagó los 600 millones de pesetas por orden de Mario Conde, quien le informó que eran "gastos de la Corporación Industrial" y le envió luego la factura, en julio de 1990. Abad repitió que el entonces presidente de Banesto le ordenó el pago. El testigo Diego Selva, por su parte, dijo que le pidió a Conde los 600 millones porque el responsable del "trust". se lo exigió por sus trabajos en la búsqueda de inversores. Éstos nunca invirtieron una peseta en la corporación.

El primero en declarar fue Diego Selva. Anunció que poseía un documento de fecha 25 de febrero de 1997 según el cual un presunto inversor de EE UU prometió en 1990 invertir 200 millones de dólares (unos 25.000 millones de pesetas de la época) en la Corporación Industrial. Selva no aportó el documento, pero subió más tarde a la sección primera de lo Penal para entregarlo.Según Selva, los 600 millones pagados por Banesto (a través de su filial Banesto Industrial Investment, Islas Gran Caimán) eran parte de 1.200 millones pactados entre Selva y Navalón con Conde para realizar una colocación privada de acciones de la Corporación Industrial. Selva agregó que no cobró nada por esta colocación, ya que no se realizó "al estallar en agosto de 1990 la guerra del Golfo Pérsico".

Sin embargo, dijo, el doctor Peter Bertschinger, abogado suizo que dirigía Argentia Trust, le exigió que se pagaran 600 millones de pesetas por trabajos ya realizados en la búsqueda de inversores. Selva asegura haber comprobado que los trabajos eran reales.

Según dijo, un ciudadano de EE UU prometió invertir 200 millones de dólares (unos 25.000 millones de pesetas) en la Corporación Industrial.

El fiscal Ignacio Gordillo y los magistrados Siro García y Ventura Pérez Mariño, a través de múltiples preguntas, hicieron incurrir en contradicciones al testigo sobre las cifras pactadas y sobre su presunto desconocimiento del nombre de Argentia Trust. Selva conocía a los representantes de Argentia Trust, pero no "sabía su nombre".

El testimonio más importante fue el de Abad. El ex director general de Banesto fue quien estampó su firma en la factura de Argentia Trust. "Conde me llamó y me dijo que me iba a pasar una factura de 600 millones por temas relacionados con la corporación... Unos días después, recibí la factura, puse el conforme y seguí el trámite para su pago. Lo hizo el Departamento Central de Extranjero de Banesto... Recuerdo que la factura me la envió Conde por correo interno. El consejero ejecutivo Juan Belloso me había dicho que los detalles sobre el pago me los daría Conde y eso fue lo que ocurrió", relató Abad.

Mariano Gómez de Liaño, abogado de Conde, renunció a tomar declaración como testigos al ex ministro Carlos Solchaga, que fue quien concedió las exenciones fiscales, y a José María Benegas, secretario de Organización del PSOE. El Tribunal, empero, interrogó a Benegas, que negó haber hecho gestión alguna por las exenciones, como sostienen Gómez de Liaño y Conde.

Por su parte, Mariano Rubio, gobernador del Banco de España en la época de creación de la corporación, aseguró que el banco emitió un informe favorable a su creación. "Está en acta del consejo ejecutivo del banco. Es fácil comprobarlo", dijo. El periodista Casimiro García-Abadillo, citado por Mario Conde, ratificó sus informaciones sobre el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 1997

Más información

  • El socio de Navalón, Diego Selva, declara que conoce al receptor de los 600 millones