Muere uno de los testaferros suizos que ocultó los 1.605 millones de Luis Roldán

Jack Pierre Aberlé, uno de los tres testaferros suizos que utilizó Luis Roldán para vaciar sus cuentas suizas, en las que ocultaba 1.605 millones de pesetas, murió el pasado mes de enero en un hotel de Ginebra (Suiza). Fuentes de la Policía Judicial helvética señalaron ayer que la muerte de Aberlé fue por causas naturales y que no se ha abierto ninguna investigación.Aberlé falleció en una habitación del hotel Mont Blanc, un establecimiento en el que residía desde hacía años. Su cadáver fue encontrado por personal del mencionado centro hotelero. El testaferro de Roldán había permanecido ingresado durante varias semanas en distintos sanatorios y clínicas de Ginebra donde se intentaba recuperar de una grave enfermedad. Estaba separado y era padre de un hijo.

Aberlé tenía antecedentes en Suiza por estafa, falsificación y abuso de confianza. Era apoderado de BarwIn Limited, propiedad de Francisco Paesa Sánchez, ex agente del Ministerio del Interior. En enero de 1994, cinco semanas después' de que estallara el caso Roldán, abrió varias cuentas en la central madrileña del Aresbank, en las que se depositaron los 1.605 millones de las cuentas suizas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de febrero de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50