Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obras Públicas adjudica a las Koplowitz, Metro y Cajamadrid el tren privado de Arganda

La iniciativa privada estrena negocio en Madrid. Durante 32 años, las empresas FCC (propiedad de las hermanas Koplowitz), Cajamadrid, Metro, Cubiertas y OCP explotaran la línea ferroviaria Arganda-Rivas Vaciamadrid-Vicalvaro. El gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón adjudicó ayer a estas empresas el proyecto de construcción y explotación de 20 kilómetros de línea férrea. Al concurso se había presentado otra oferta, encabezada por Feve, que fue desestimada por considerar que ofrecía menos ventajas para los usuarios.

La idea del consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, para salvar las carencias económicas de la Comunidad recurriendo a empresas privadas sigue avanzando. De momento, ha conseguido arrancar el enlace ferrovario Arganda-Vicálvaro sin tocar los presupuestos públicos. Cuando se inaugure la línea, la Comunidad tendrá que subvencionar una parte del billete de este servicio; el resto lo abonarán los usuarios. Las tarifas aproximadas son las siguientes: Arganda-Vicálvaro, 265 pesetas; Rivas-Vicálvaro, 165.Unos 19.000 viajeros aprovecharán este corredor ferroviario, que enlazará directamente, en sólo 20 minutos y sin trasbordos, con la línea 9 del metro, que se convertirá así en la más larga de Madrid, con 38 kilómetros.

Sólo cuatro de los trenes que salgan cada hora de la primera estación de. la línea 9 llegarán a Arganda, por lo que la frecuencia de paso en el trayecto privado será de 15 minutos.

Las empresas que han conseguido el contrato deberán abonar unos 1.400 millones de pesetas por las expropiaciones de suelo necesarias para hacer la línea. El trazado irá "en trinchera" para evitar los impactos acústicos. La oferta de Feve, además de no enlazar con la línea 9 del metro, proyectaba una línea totalmente en superficie.

En Arganda, la adjudicación del nuevo proyecto ferroviario fue recibida con expectación por los grupos políticos tras años de escepticismo ante un problema, la saturación de la N-III, que complica el acceso a Madrid diariamente y se agrava con el paso de los años. Ginés López, alcalde de Arganda, del Partido Popular, asegura que con la llegada del metro hasta el municipio se han sobrepasado las ilusiones puestas con el anterior proyecto del tren de cercanías.Acceso al hospital

El regidor argandeño considera que el nuevo medio de transporte va a suponer para muchos vecinos poder acceder con más rapidez y de manera directa al centro de Madrid, y en particular al hospital Gregorio Marañón, del que depende el municipio. Asimismo, significará un instrumento fundamental de desarrollo económico y de futuro para la zona. López espera que con la fiabilidad que ofrece la compañía metronolitana se cumplan los plazos Drevistos para la ejecución de las obras.

Por su parte, Florián Moya, portavoz de IU, no considera que la opción de Vicálvaro, hasta donde llegará el tren, sea la más acertada. Prefiere Atocha. El portavoz de la coalición mostró su alegría por este proyecto, por lo que puede significar para Arganda, pero con la cautela necesaria para estudiarlo detenidamente.

La obra se iniciará en dos meses y se concluirá en año y medio, según la Consejería de Obras Públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de febrero de 1997

Más información

  • Las empresas explotarán durante 32 años una línea que les costará 18.000 millones