El PP se niega a explicar por qué dejó sin gastar 50.000 millones

El PP impuso ayer su mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid para salvar a su consejero de Hacienda, Antonio Beteta, de una delicada comparecencia en la Cámara regional. Pidió el PSOE explicaciones sobre la baja ejecución del presupuesto de 1996 -el Gobierno regional dejó sin gastar 50.000 millones de un total de 560.000 y recortó otros 25.000 en pleno ejercicio-, pero los populares se niegan a darlas. Manuel Cobo, portavoz del PP, defendió esta negativa: "Los grupos no tenemos los datos de diciembre y, por tanto, el consejero no puede comparecer".El portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, no aceptó las excusas y contraatacó: "El PP se toma a pitorreo esta Asamblea. Utiliza su mayoría para imponer el ocultismo. Es un rodillazo". Juan Antonio Candil, portavoz de IU, también cargó las tintas: "El PP es partidario del peaje en la sombra para que los privados se lucren con las carreteras, pero también lo es de la sombra y el oscurantismo, para explicar su gestión".

Candil y Cobo se enzarzaron: "¿Llegaron los datos sobre la ejecución del presupuesto de diciembre?". Según Cobo, no; según Candil, sí. Venció Candil. ¿Habrá comparecencia? "Nos lo pensaremos", contestó Cobo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de febrero de 1997.

Lo más visto en...

Top 50