El magistrado Martínez Pereda anula la citación de Idígoras

El magistrado del Tribunal Supremo José Manuel Martínez Pereda, que instruye la causa contra los integrantes de la Mesa Nacional de Herri Batasuna por la difusión durante la campaña electoral de 1996 de un vídeo en el que ETA exponía sus condiciones para abandonar la lucha armada, ha dejado sin efecto la citación de Jon Idígoras, al que había dado un plazo de diez días para presentarse a declarar.En su escrito, Martínez Pereda ordena que se informe a Rubén Andrés Granados que queda anulado el requerimiento que le hizo el pasado día 19 para que, como avalista de la fianza de cinco millones de pesetas que le impuso el Juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para salir de prisión, pusiera a Idígoras a disposición de la justicia.

El magistrado no explica el motivo, de dejar sin efecto la citación, pero ordena que se informe a Idígoras de que la causa en la que se encuentra imputado se instruye, además de por el asunto del vídeo de ETA, por presuntos delitos relacionados con su participación en la redacción y publicación en el diario Egin de sendos comunicados de HB sobre los asesinatos de Fernando Múgica, abogado y ex presidente del PSOE de Guipúzcoa, y Francisco Tomás y Valiente, catedrático y ex presidente del Tribunal Constitucional, así como por la remisión a una emisora de radio de una cinta de igual contenido que el vídeo.

Por otro lado, Martínez Pereda ha rechazado la petición de Floren Aoiz y Adolfo Araiz, también dirigentes de la coalición independentista, de ser trasladados a la cárcel de Pamplona. En su providencia, el magistrado indica que, el Supremo no es competente para ordenar los traslados de los reclusos a centros penitenciarios y que cualquier petición en ese sentido debe realizarse a Instituciones Penitenciarias.

Aoiz y Araiz habían argumentado las malas condiciones de la prisión madrileña en que se encuentran recluidos. Sobre este punto, Martínez Pereda advierte que cualquier queja debe tramitarse a través del juez de vigilancia penitenciaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 1997.

Lo más visto en...

Top 50