Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Getafe, alarmada por los destrozos en los vehículos

Arañazos en la carrocería, patadas a los retrovisores o destrozos indiscriminados en faros, lunas y limpiaparabrisas. La Policía Nacional de Getafe (143.000 habitantes) asiste atónita a una "inexplicable ola" de gamberrismo juvenil que, de dos meses a esta parte, extiende sus devastadores efectos por decenas de vehículos estacionados en todo el casco urbano. Los agentes están contabilizando cerca de 50 denuncias mensuales por estragos en los automóviles, cuando la media histórica en la ciudad no alcanzaba los 20 casos. Los funcionarios policiales se confiesan desconcertados con esta sucesión de actos vandálicos que, "lejos de concentrarse en una zona, salpican sorprendentemente toda la ciudad", explicó un portavoz.. El comisario local, Felipe Nieto, ha optado por reunirse con todas las asociaciones vecinales del municipio para reclamarles su colaboración. La policía recomienda a los getafenses que, en caso de comprobar que algún extraño merodea por entre los coches aparcados en la calle, se pongan de inmediato en contacto con el 091.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997