Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política los separa, la literatura los une

La presentación de la colección de Destino '¿Qué era, qué es?' fue un homenaje al diálogo y el humor

, No hay deseo, al menos para los políticos, que, si se tiene paciencia y una cierta habilidad, no termine por hacerse realidad. Cueste lo que cueste y pase el tiempo que pase. En la noche del miércoles, Aleix Vidal-Quadras (PP) cumplió por fin, una de sus aspiraciones más sentidas: fotografiarse junto a Miquel Roca (CiU). "A pesar de los años que llevo intentándolo, siempre ha conseguido evitarlo. Es muy escurridizo. Pero lo he conseguido. Si se fijan ustedes en la publicidad de estos libros, nos verán a los dos unidos por la foto", avisó.El que fuera máximo dirigente del Partido Popular catalán justificó así su participación en la colección ¿Qué era, qué es?, de Editorial Destino. Fue ese afán por fotografiarse con loca -"le ha dado a mi vida otro sentido", dijo- y también el ansia de contribuir a la convergencia europea lo que ha llevado a Vidal-Quadras a escribir el libro ¿Qué era, qué es la derecha? "He calculado", confesó, "que, si vendo un millón de ejemplares, habré contribuido al crecimiento del PIB en la medida que se nos exige".

Explicó a un auditorio que apenas podía contener la carcajada por qué le habían elegido. "Si hubieran escogido a alguien de la extrema izquierda, habría salido un libro excesivamente objetivo". "Así que", continuó, "dada mi ' total y absoluta lealtad y disciplina a un partido de centro, me han considerado el más adecuado para esta tarea". Lo importante "es que hayas encontrado un nuevo sentido a tu vida", le diría más tarde Roca.

Fue, sin duda, el humor y el diálogo lo que prevaleció en la presentación de la nueva colección que dirige Rosa Regás, quien hace 20 años, con su hermano Oriol, puso en marcha la ya mítica ¿Qué es? El mismo Felipe González, que entonces escribió ¿Qué es el socialismo? y que ahora repite con el mismo título, bromeó hasta el extremo de pedir que nadie comprara su libro porque estaba dispuesto a escribir otro con más cuidado y tiempo. "Si Rosa me lo permite", advirtió.

González puso como ejemplo a Fernando Henrique Cardoso, presidente de Brasil, que pedía a sus electores que no leyeran lo. que había escrito en el pasado y miraran mejor su actuación presente. Andreu Teixidor, de Destino, y Regás ni pestañearon, aunque alguno juraría que en ese momento encontraron interesantísimo el cielo raso del salón donde se celebraba el acto. Tampoco lo hicieron cuando, ya puesto, González preguntó por qué a él le habían puesto un color morado en la portada -"me ha explicado Cristina Almeida lo que significa", comentó- y a Diego López Garrido el rojo. No fue el único desacuerdo de González con los editores. A Rosa Regás le negó que "hace 20 años fuéramos todos más altos, más guapos y más rubios" como había afirmado ella: "Yo, de guapo, nada, y sigo siendo tirando a agitanado". Vidal-Quadras no opinaba igual. "Si es verdad que no somos tan guapos, ahora somos más interesantes", presumió. Y le hizo una confidencia a Joaquín Estefanía, que hace 20 años firmó ¿Qué es el socialismo de Estado y hoy ha escrito ¿Qué es el capitalismo?: "Yo que tú, tal como están las cosas, volvería a escribir lo del socialismo de Estado".Miquel Roca, Pasqual Maragall, Diego López Garrido... Todos intentaron intervenciones cortas. La excepción fue González, que ignoró relojes y hasta calendarios. "La definición de la izquierda se la dejo a Diego", aclaró, "y no diré que estoy de acuerdo con su análisis para no crearle problemas". Pero, finalmente, no pudo resistirse y la dio: "La izquierda es aquélla que, cuando está en el poder, lo pasa muy mal y está muy contenta cuando no lo tiene. La derecha es la que está encantada en el poder y sufre mucho cuando no está en él".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997

Más información

  • Vidal-Quadras consigue al fin una fotografía suya junto al "escurridizo" Miquel Roca