Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa numantina del PP

, Estevill llegó al Consejo General del Poder Judicial el 3 de noviembre de 1994 a propuesta de CiU, pero fueron básicamente los consejeros propuestos por el PP quienes defendieron con numantino empeño la permanencia de Estevill en el cargo a pesar de estar imputado en el Supremo por un delito de prevaricación y detención ilegal. La actual ministra de Justicia, Margarita Mariscal de Gante aseguraba por aquel entonces que quienes propugnaban la salida del sospechoso vocal sólo buscaban "su linchamiento moral".

El 25 de julio de 1995, ya procesado por el Supremo, el sector del PP encabezado por Andrés Oliva frenó con sus votos en el pleno del CGPJ que fuera suspendido. El 21 de febrero de 1996, el caso regresó al pleno. Se tenía que discutir el alejamiento de Estevill de la vocalía de Cataluña que ostentaba. El asunto se aplazó tras una tensa discusión en la que José Luis Manzanares destacó en la defensa de Estevill. El 5 de marzo, los vocales conservadores se encargaron nuevamente de vetar la destitución del magistrado, propuesta por Pascual Sala, presidente en tonces del CGPJ. Ni el hecho de que Estevill hubiera ordenado investigaciones sobre juzga dos catalanes que entendían de asuntos donde él podía estar implicado ni los intentos de Estevill para sobornar a un vocal del CGPJ bastaron para conseguir el 20 de marzo que un nuevo pleno del consejo lo destituyera. Nuevamente entre sus incondicionales figuró la actual ministra de Justicia. Sólo la condena por el Supremo de Estevill logró que dejara la vocalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997