Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARLAMENTO: APLICACIÓN DE LA ESO

Los socialistas piden un plan quinquenal para financiar la reforma

, Hasta ahora sólo se ha implantado con obligatoriedad en todo el territorio español el primer curso de la nueva educación secundaria (ESO). Aunque ello implica el ingreso de los escolares en aulas de los institutos, en muchos casos no se ha cumplido y los niños se han mantenido en centros de primaria. Pero en el curso 1998/99, el paso a los institutos de los escolares en Y curso de la ESO será obligado, lo que representa una financiación complementaria justo en el momento en que las diez autonomías todavía bajo la tutela ministerial recibirán sus competencias educativas.El grupo parlamentario socialista considera que el presente año es decisivo para planificar la dotación de la nueva red de centros destinados a la ESO. En esta dirección, los socialistas presentaron ayer en el registro del Congreso de los diputados una proposición no de ley instando al Gobierno a la elaboración de un plan quinquenal para la financiación de la reforma de secundaria contando con el citado traspaso de competencias. Los socialistas, que esperan un consenso parlamentario, aseguran que no es posible proceder a ese traspaso de competencias en las actuales condiciones económicas, "un presupuesto inaceptable por inviable y que no ofrecería garantías de ningún tipo", afirmó ayer Joan Romero, portavoz de Educación socialista.

El posible acuerdo, que incluiría asimismo un aumento en el presupuesto educativo de las otras siete autonomías que ya tienen competencias, colocaría el gasto educativo español entre el 5,5% y 6% del PIB, según Joan Romero, siempre que el presupuesto se calcule teniendo en cuenta la memoria económica que acompañaba a la reforma (Logse) en el momento de su aprobación en 1990.

360.000 millones

La memoria indicaba un incremento de 236 centros de secundaria en las 10 autonomías citadas y un cálculo aproximado representa un total de 150.000 millones de pesetas por encima del presupuesto actual si se tiene en cuenta que el incremento de centros iría acompañado de un aumento de plantilla de profesores, gastos de funcionamiento, ampliación de conciertos con los centros privados, equipamiento para la formación profesional y la garantía social. Si a este cálculo se añade el incremento que corresponde a las siete autonomías que ya disfrutan de competencias el total de la financiación sometida al plan plurianual ascendería a 360.000 millones.

Joan Romero expresó ayer su preocupación -"e incluso de algunas comunidades presididas por miembros del PP", dijo-, por el hecho de que el Ministerio no acompañe el traspaso de competencias de un apoyo económico y anunció la presentación de una interpelación urgente sobre la cuestión de conciertos y de admisión de alumnos planteada por la ministra, Esperanza Aguirre, que según Romero, "atiende a unos mecanismos de privatización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997