Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas cree que España lleva muy lejos el proyecto de deporte televisado

, El anteproyecto del Gobierno de Aznar sobre las emisiones deportivas por televisión "se aparta de la lógica" con que fue elaborada la postura de la Comisión, a iniciativa de Marcelino Oreja. Así lo indicaron ayer a este diario fuentes cercanas al ejecutivo comunitario, quienes resaltaban que Bruselas no cuestiona la adquisición de derechos exclusivos, sino que sólo propugna algunos límites a su ejercicio; mientras que el enfoque de Madrid va mucho más allá, al poner en tela de juicio la propia adquisición, lo que podría infringir la libertad de empresa.

El Gobierno de Aznar no podrá escudarse en la postura de la Comisión, salvo en las declaraciones de principios generales como la libertad de información, indicaron estas fuentes tras una primera lectura del anteproyecto español. "El texto deja abiertas demasiadas interrogantes", reenviándolas a los reglamentos de desarrollo, según dichas fuentes. "El anteproyecto es más bien una declaración de intenciones", concluyeron, tras examinarlo con prevención.

Según este análisis, hay un aspecto particularmente espinoso desde el punto de vista jurídico, que podría suponer una vulneración al principio de la libertad de empresa. Un o está en el artículo 5. "Mientras la lógica [del documento de la Comisión] reposa en la modulación del ejercicio de los derechos exclusivos" -sólo y de forma limitada para los grandes acontecimientos-, una vez se reconoce la legitimidad de su adquisición, "la del texto del Gobierno español no sólo pretende modular su ejercicio, sino que parece enfrentarse a la propia adquisición de esos derechos".

Ese temor se confirma en el artículo 6, referido al sistema pay per view (pagar por ver).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997