Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria nombra a Rodolfo Martín Villa presidente de la empresa eléctrica Endesa

El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) aprobó ayer el nombramiento del diputado del PP y ex ministro del Interior Rodolfo Martín Villa como presidente del grupo eléctrico Endesa. Asimismo, nombró como consejero delegado a Rafael Miranda, hasta ahora director general. El consejo de la sociedad que agrupa participaciones de empresas públicas también aprobó el nombramiento del hasta ahora presidente de Endesa, Feliciano Fuster, como presidente de honor. Es el último cambio en empresas públicas previsto por el Gobierno.

, La decisión de la SEPI fue bien recibida en el consejo de Endesa, donde Martín Villa es considerado el mejor de los candidatos barajados por ser un hombre "sensato, veterano y con tablas". La llegada del político lleva parejo el ascenso del ingeniero burgalés Rafael Miranda al cargo de consejero delegado y responsable del día a día. Durante la presidencia de Fuster, Endesa no contaba con la figura de un consejero delegado.El nombramiento de Martín Villa se hará efectivo en un próximo consejo de administración de la empresa pública, formalizando los pasos pertinentes para su acceso a la presidencia. En ese sentido, los presidentes de empresas públicas son nombrados antes consejeros de la sociedad. En el capital de Endesa figuran los bancos Santander (con el 3%), Argentaria (3%) y BCH (en torno al 2% . Cada uno tiene consejeros en la empresa. También está Manuel Pizarro, presidente de Ibercaja, que en el consejo defiende los activos mineros en Teruel y eléctricos del Alto Aragón.

Próxima privatización

El grupo Endesa tiene intereses, además del sector eléctrico (10% de Unión Fenosa, control de Sevillana y Fecsa, con su amplio grupo de filiales), en el petrolero (6% de CEPSA) y en el de telecomunicaciones (4% de Antena 3, así como participaciones en sociedades locales de cable). En la actualidad, el 67% del capital es público y está previsto que se privatice en torno al 25% a final de año. Ésa será la principal labor que tendrá que abordar de forma inmediata Martín Villa.

La otra preocupación, que era llegar a una salida airosa para Feliciano Fuster, también parece haberse alcanzado con la presidencia honoraria, que pondrá broche a la trayectoria de gestor público de Fuster, quien llevó a Endesa a alcanzar beneficios de 160.000 millones anuales. Fuster ha ocupado la presidencia del Endesa desde 1984.

El ministro de Industria y Energía, Josep Piqué, ha cerrado los cambios políticos en Endesa intentando salvar el prestigio de Fuster, ultimamente comprometido por la investigación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre la ocultación de información a la autoridad bursátil en las OPA sobre Fecsa y Sevillana.

La CNMV abrió a Fuster un expediente de sanción por vulnerar las reglas del mercado, aún no resuelto. En fuentes del sector eléctrico, los cambios se interpretan como la expresión de que en medios gubernamentales se apuesta porque el expediente se cerrará con una sanción leve para Fuster, Endesa y su director financiero, José Luis Palomo.

En términos operativos, la llegada de Martín Villa sólo se ve con preocupación por lo que pueda suponer de vuelta al centralismo, o de paso atrás en la línea emprendida por Fuster de ceder poder a las distribuidoras, según fuentes de la eléctrica.

Martín Villa, que con excepción de 15 meses, fue titular de ministerios del Gobierno desde la muerte de Franco hasta julio de 1982, poco antes de la llegada al Gobierno del PSOE, había sido firme candidato del Gobierno del PP para presidir Caja Madrid, cargo que finalmente correspondió a Miguel Blesa, amigo personal de José María Aznar. Rodolfo Martín Villa reúne el perfil más puramente político de los cargos elevados por el PP a las presidencias de las grandes empresas públicas.

El aluvión de cambios sobre Endesa se traslada ahora al segundo nivel de decisión. Las dudas se centran sobre la continuidad en la empresa de Antonio Pareja, hasta ahora director general y consejero, considerado brazo derecho de Fuster y barajado como su sustituto.

Asimismo, la SEPI convirtió ayer en consejeros de empresas públicas que operan en Cataluña a varios empresarios y políticos a propuesta de la Generalitat.

Es el caso de Josep Lluis Vilaseca, ex director general de Deportes de la Generalitat, y diputado autonómico de CiU, que se incorporará junto a Albert Mitjá

de la Energía la Generalitat, al consejo de la eléctrica Fecsa. Por otra parte, Francesc Cabana, directivo de la Fundación Enciclopedia Catalana, y Josep Gomis, ex conseller y embajador de la Generalitat de Cataluña en Madrid, han sido nombrados consejeros de Potasas de Llobregat, junto al abogado Pere Brossa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de febrero de 1997

Más información

  • Feliciano Fuster, nombrado presidente de honor, y Rafael Miranda, consejero delegado