Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Políticos alemanes quieren prohibir que Telekom esté en telefonía y en televisión

, Políticos de la coalición de gobierno de Bonn y funcionarios de la Unión Europea en Bruselas quieren que la empresa telefónica de Alemania, Telekom, venda al capital privado su red de televisión por cable para evitar la concentración en una misma empresa del monopolio de líneas de teléfono y la distribución de televisión por cable, según informa hoy lunes el semanario alemán Der Spiegel.

Hace unas semanas el presidente de Telekom, Ron Sommer, calificó con una leve sonrisa de "idea loca" lo que le planteaban unos analistas japoneses, cuando le preguntaron si la empresa telefónica no tendría que desprenderse de su red de cable. La idea loca se ha convertido en algo palpable y a Sommer podría helársele la sonrisa en los labios. Funcionarios de la UE desde Bruselas y políticos del Gobierno en Bonn consideran que sería conveniente que Telekom se desprenda de su red de cable y se dedique a lo suyo: ofrecer un buen servicio telefónico, que menester lo tiene.

Según Der Spiegel, "los guardianes de la libre competencia tratan de romper un doble monopolio. Telekom es una de las pocas sociedades telefónicas en Europa que dispone no sólo de una red telefónica que cubre todo el territorio, sino también de una red de cable de televisión que abastece a unos 16 millones, de hogares. La libre competencia en Alemania sólo quedaría garantizada, cuando Telekom venda su red de cable a competidores privados". El ministro federal de Economía, el liberal Günter Rexrodt (FDP) considera la venta de la red de cable de Telekom a inversores privados como "una señal positiva" para el mercado liberalizado de las comunicaciones que entrará en vigor en 1998. Políticos democristianos (CDU) y liberales (FDP) se muestran partidarios de que empresas privadas de tipo medio se hagan con las redes de cable.

La presión sobre Telekom para vender la red de cable aumenta y se espera un dictamen de la Comisión Europea desde Bruselas. El semanario cita la opinión de un experto democristiano, Elmar Muller, para quien "las señales son claras. Bruselas está decidida a actuar".

La red de cable que ofrece hoy día Telekom es insuficiente, porque sólo tiene capacidad para 30 programas, que se disputan un sinfín de emisoras deseosas de entrar en el cable. Telekom anuncia que se digitalizará y está dispuesta a ampliar esa capacidad hasta 150 programas y, según Sommer, a "ofrecer la red a todos sin discriminación". Buenas intenciones que llegan demasiado tarde, tras años de imponer su monopolio sobre los consumidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997