Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ídolo

MadridFélix M., coautor del crimen, según el fiscal, no es un enfermo mental, aunque su personalidad estaba muy influida por la de Rosado, alguien al que idealizó, destacaron los forenses. Sobre su salud mental, apenas hubo discrepancias.

El jefe del Servicio Toxicológico Nacional, José Cabrera, afirmó que, por sí mismo, Félix nunca habría matado a nadie. Se conocieron justo cuando Félix acaba de perder a sus padres, víctimas del Sida, y atravesaba una situación emocional difícil. Para Félix, Rosado era un ídolo.

Durante la sesión de ayer se produjeron algunos momentos de tensión cuando un asistente a la vista oral, amigo de Félix, se acercó a' él y le abrazó. Una hermana de la víctima gritó: "¡Pero cómo te atreves, si es ése quien mató a mi hermano!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 1997