Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

División de opiniones entre los sindicatos policiales sobre la legalidad de la norma

Los sindicatos policiales han expresado división de opiniones respecto a la circular 1 / 97. Mientras en el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP) consideran que la orden vulnera los derechos de los ciudadanos, el Sindicato Profesional de Policía Uniformada (SPPU) cree que servirá para combatir el terrorismo y la Asociación Nacional de Policía Uniformada (ANPU) opina que debe reformarse algún aspecto.El secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, dijo que esta circular es un "error que hay que corregir inmediatamente", ya que "también hace un flaco favor a los policías". Su opinión es que cualquier dato no debe ser informatizado hasta que no esté contrastado porque, en caso contrario, acabarían fichados quienes, por ejemplo, sean homosexuales o de una raza o país diferente.

El dirigente del SPPU Javier Santaella afirmó que esta circular "no significa volver al estado policial" ni atenta contra la intimidad de las personas. Ángel Martínez Sendino, de ANPU, pidió la revisión en aspectos como el control de personas "no habituales" en un barrio concreto.

Federico López Ferrer, de la UFP, afirmó que la directriz "debe retirarse en su totalidad por ser inconstitucional" y se quejó de que los sindicatos no la hayan conocido a través del Consejo de la Policía, que es el órgano de representación e interlocución de los agentes con sus mandos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de enero de 1997