Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno griego promete cambios fiscales tras la huelga general

El Gobierno griego accedió ayer a diversas peticiones de la Confederación de Trabajadores Griegos (GSEE) tras una huelga general de 24 horas que afectó tanto al sector público como al privado. Una delegación del sindicato GSEE se reunió con el viceministro de Finanzas, Georgos Dris, quien prometió modificaciones en la política fiscal para 1998, y la creación de una comisión para tratar los problemas que afrontan los trabajadores por la política de austeridad económica del Ejecutivo.El programa de austeridad incluye el recorte de gastos en el sector estatal y la extensión del pago de impuestos a grupos de población hasta ahora exentos. Dris declaró que no es posible modificar la política anunciada para este año, ya que no existe margen en los presupuestos anuales, pero aseguró que se estudiarán alternativas para el próximo año, y anunció la reorganización del sistema fiscal con la introducción de la informática.

La huelga de ayer mantuvo paralizado durante todo el día el servicio de trenes, mientras que los bancos, correos, y los servicios de agua y electricidad funcionaron con personal de emergencia, además se llevaron a cabo paros en el transporte público, en los aeropuertos, y en el sector privado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 1997