Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Guerra llama "franquistas" a los jueces que le han condenado

Juan Guerra llegará hasta el Tribunal Constitucional en busca de una absolución completa. El hermano del ex vicepresidente del Gobierno cargó ayer contra la Audiencia de Sevilla, que le ha condenado a dos años de cárcel y a una multa de 50 millones de pesetas por delito fiscal, y aseguró que sentencia es "una salvajada" dictada con "métodos franquistas" porque en el tribunal "parece haber algún juez de aquella época".

Guerra se mostró convencido de que el Constitucional le dará la razón y no pasará ni un solo día en la cárcel, ya que su abogado, Emilio Pérez Ruiz, ha encontrado en la sentencia de la Audiencia de Sevilla hasta cuatro argumentos que, según él, vulneran los derechos fundamentales de su cliente. Uno de estos argumentos, según el hermano del número dos del PSOE, es que "no es propio de un Estado de derecho que el acusado tenga que probar su inocencia sino que es la Administración la que debe demostrar la culpabilidad".El hermano del ex vicepresidente del Gobierno declaró que está seguro de que no irá a la cárcel porque el Tribunal Constitucional "echará para atrás" la sentencia y se mostró confiado porque dos magistrados de ese Tribunal "han calificado la instrucción del juez Márquez como inquisitorial y cuasidemoníaca". "A ver dónde se meten si tienen dignidad cuando el Constitucional diga que ha sido irregular. Incluyendo los señores de Izquierda Unida" añadió.

Pese a todo, declaró que no tiene miedo a ir a la cárcel "porque allí hay mucha gente y no les pasa nada". Y en cuanto a la multa, dijo que esperaría a la próxima resolución y luego "veremos si puedo pagarla o no".

Juan Guerra aseguró que no guarda rencor a nadie, pero que se querellará contra todos los que le acusaron de delitos de los que ya ha sido absuelto. En su lista propia de acusados están tanto "medios de comunicación como políticos y otras personas". De los primeros es de los que más quejoso está porque, explicó, le han tratado como "el delincuente más grande de este país" y porque considera que no hacen una traducción fiel a sus palabras.

De los políticos dijo que siempre "salta un cojo" y habla el que precisamente no debería hablar porque tienen muchas cositas a sus espaldas". Guerra señaló que se querellará contra Felipe Alcaraz, diputado y secretario general del partido Comunista de Andalucía. Respecto a los socialistas, Juan Guerra afirmó que "el PSOE de ahora no tiene nada que ver" con el que él conoció.

Después de siete años de juicios, Juan Guerra dijo que su vida no ha cambiado y que vive muy bien en Conil de La Frontera (Cádiz) aunque posiblemente se traslade a Sevilla por los estudios de sus hijos, y afirmó que comenzará a trabajar. Por el momento está escribiendo dos libros en los que relata su vida y su paso por el banquillo. Asegura que no dirá nada "grosero de la vida de la gente" sino hechos. "Y que cada palo aguante su vela", remató.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 1997

Más información

  • Esta seguro de que el Constitucional "echará para atrás" la sentencia