Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los datos del juez Perraudin excluyen que el PSOE se financiara con cuentas suizas de Roldán

Las tres cuentas suizas en las que Luis Roldán ocultaba 1.605 millones de pesetas sólo registraron ingresos y ningún gasto o desembolso durante sus seis años de actividad, según se desprende del resultado de las comisiones rogatorias que el juez suizo Paul Perraudin entregará en las próximas horas a la Justicia española. Este dato excluye momentáneamente la hipótesis de que el ex director de la Guardia Civil recaudara comisiones ilegales para financiar a su propio partido. La sospecha de que Roldán se enriqueció para su exclusivo beneficio cobrando comisiones ilegales a constructores y suministradores, así como apropiándose de fondos reservados del Instituto armado que dirigía, se acrecienta cada día entre los investigadores.

El seguimiento que el juez Perraudin ha realizado a las tres cuentas suizas demuestra que desde su fecha de apertura hasta el descubrimientro del escándalo su titular sólo las alimentó con entradas sin realizar ninguna salida. "Los datos demuestran que durante siete años sólo hubo entradas de dinero. Que entraba dinero en grandes cantidades pero que no salía ni un duro. Los únicos cargos que se registraron fueron para compra de bonos, valores y deuda pública que inmediatamente se volvían a ingresar", señalaron a este periódico fuentes próximas a la investigación judicial."Parece obvio que con esa cuenta no se pudo financiar nada porque no se movió ni una sola peseta. El dinero se mueve solamente cuando Roldán fue descubierto", añadieron las citadas fuentes.

Sin embargo, Roldán sostuvo la tesis contraria ante el juez Perraudin. Según los letrados Agustín Guardia y Eugenio Rubio, el ex director general de la Guardia Civil centró toda su declaración en que, a excepción de 200 millones de pesetas, el resto del dinero ingresado en sus cuentas era para financiar al PSOE. Roldán aseguró que fue el entonces secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, quien le encomendó blanquear las presuntas comisiones ingresadas en sus cuentas.

Roldán insistió ante el juez suizo en su vieja afirmación de que, en enero de 1994, había devuelto 1.600 millones de pesetas al ex ministro Antoni Asunción. Esta versión ya fue investigada y desechada por la juez Ana Ferrer, que no consideró acreditadas las explicaciones de los abogados de Roldán. La investigación judicial ha demostrado, muy al contrario, que todo este dinero fue repartido y ocultado en diversos paraísos fiscales.

La operación de financiación descrita ahora por Roldán consistía en el cobro de comisiones por adjudicación de obras, llevarlo a unas cuentas en Suiza de las cuales él era titular, y luego hacerlo llegar al PSOE, práctica que era habitual, según supo de boca de los dirigentes socialistas Txiki Benegas y Francisco Fernández Marugán. Esta afirmación se contradice con el hecho de que Roldán no sacara en seis años ni una sola peseta de los 1.605 millones depositados en los bancos helvéticos.Interrogar a Paesa

El juez suizo Paul Perraudin encabeza la comisión rogatoria que ayer comenzó a interrogar al ex director general de la Guardia Civil sobre presuntos delitos de blanqueo de capitales a través de bancos de la confederación y sobre supuestas comisiones pagadas por la multinacional alemana Siemens. Perraudin también quiere interrogar al ex agente de Interior Francisco Paesa, que ayer no compareció al requerimiento judicial.Luis Roldán compareció a las 12 de la mañana y estuvo respondiendo a las preguntas de Perraudin, formuladas a través del juez Baltasar Garzón, hasta las dos y media de la tarde. Era la primera vez que declaraba sobre su acrecentado patrimonio, ya que siempre se negó a hacerlo ante la juez de instrucción española Ana Ferrer, y fue la primera vez que admitió haber cobrado comisiones por adjudicaciones de obras. La diligencia de auxilio judicial debía haberse practicado a través del titular del juzgado central 1, Javier Gómez de Liaño, pero éste notificó a última hora estar enfermo de gripe y fue relevado por Garzón, un viejo conocido de Perraudin.

Roldán causó cierta impresión entre los informadores por su mala apariencia. Más grueso, con el pelo y barba totalmente canos y la tez pálida sobre las facciones hichadas, ofrecía un aspecto mucho más avejentado que en las habituales imágenes de su llegada a España, hace apenas dos años.

En el interrogatorio estuvieron presentes los fiscales españoles Daniel Campos y Alejandro Luzón, de la Fiscalía Anticorrupción, la fiscal adscrita al juzgado que investiga las comisiones de Siemens, además de un fiscal de la Unión Helvética. Roldán estuvo acompañado por su letrado, Agustín Guardia. El interrogatorio prosiguió a las cuatro de la tarde y se prolongó otras cuatro horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de enero de 1997

Más información

  • El ex prófugo afirma que Vera le implicó en recaudar fondos para el partido