Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Vicente González Lizondo, presidente de las Cortes Valencianas

El presidente de las Cortes Valencianas, el regionalista Vicente González Lizondo, falleció ayer a las 20.15 horas en el Hospital Clínico de Valencia. González Lizondo no pudo superar el infarto que sufrió en la madrugada del pasado miércoles en pleno hemiciclo mientras se discutía la ley de creación de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Tras dos operaciones de corazón, el presidente de la Cámara autonómica llevaba un desfibrilador que le implantaron en la última intervención en un prestigioso hospital estadounidense."Lamentamos este desenlace cuando teníamos muchas esperanzas en su recuperación", dijo ayer el presidente valenciano, el popular Eduardo Zaplana, que acudió a acompañar a la familia del político fallecido. Después presidió un pleno del Ejecutivo autonómico en la que se aprobó conceder a González Lizondo la Alta Distinción de la Generalitat y se decretaron tres días de luto oficial. La capilla ardiente se instaló en las Cortes valencianas. Los restos mortales dé González Lizondo serán enterrados hoy en el cementerio general de Valencia tras un funeral en, la catedral.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, envió ayer un mensaje de pésame a la familia del político fallecido.

González Lizondo fundó Unión Valenciana en 1982, un partido regionalista que tiene como dos de sus principales señas de identidad el anticatalanismo y la defensa de la secesión lingüística del valenciano respecto al catalán, Lizondo ha vivido en los últimos meses un calvario en su propio partido.

Este grupo de políticos se hizo con las riendas de Unión Valenciana y tras defenestrar a González Lizondo de la presidencia del lo expulsaron de la organización el pasado noviembre. González Lizondo se encastilló en el fortín de la Presidencia de las Cortes Valencianas, puesto al que accedió tras el pacto de gobierno en la Generalitat, acordado en 1995 por populares y regionalistas.

Candidato a alcalde

El político fallecido, nacido en Valencia hace 54 años, era un adinerado fabricante de brochas y un carismático político que protagonizó un significativo papel en la vida pública valenciana en los últimos 20 años. Candidato a la alcaldía de Valencia en 1991, le superó Rita Barberá, del PP, por muy pocos votos.González Lizondo compartió la primera tenencia de alcaldía con su escaño en el Congreso a principios de los noventa. En el Congreso, llamó la atención por un acto pintoresco: la entrega a Felípe González de una naranja como muestra del malestar del sector citrícola.En 1995, su carrera dio otro paso al convertirse en presidente de las Cortes Valencianas. La tensión sufrida por González Lizondo en las últimas semanas, en que se llevó a cabo su expulsión de Unión Valenciana,pudo contribuir, según los médicos, a provocar el fallo cardiaco.Otro hecho que pudo influir fue la prolongación de la sesión parlamentaria en la que el dirigente regionalista sufrió el infarto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de diciembre de 1996