Entrevista:LUZ DE GAS

"Jesús, ¡levantate y anda!"

Otra vez, el Premio Ondas. Pero decir Carlos Herrera es abrir el libro de la radio y de la tele españolas por la página hechicera, justa, del periodismo.Pregunta. ¿Es navideño?

Respuesta. Serena y moderadamente.

P. Dígale algo al Niño Jesús desde sus ondas...

R. ¡Levántate y anda!

P. ¿Y al fútbol qué le dice?

R. Conmigo perdió un gran entrenador.

P. Un amigo suyo, de Madrid, Perico, me dijo anoche: "Dale dos besos de mi parte". Si responde, que sea radiofónico.

R. Eso es porque es del Atlético y me da de comer.

P. ¿Qué es la Nochebuena?

R. El cigarrillo que me dejaba fumar mi padre.

P. ¿Qué es el Niño Jesús?

R. Es una gran pregunta.

P. ¿Qué es el burro?

R. En Rute, Córdoba, reserva ecológica.

P. ¿Qué es la vaca?

R. Un aliento rojo como su carne.

P. ¿Le gustaría ser virgen de algún modo?

R. Eso, para los héroes.

P. ¿Qué es un espermatozoide en el clima navideño?

R. Un ácrata con guirnaldas.

P. He oído de usted: "Es un genio, pero no quiere Madrid".

R. Lo que haga para España, yo, desde Sevilla.

P. Dice: "Tengo una dosis de pedantería tolerable y entrañable". Y le pregunto: ¿hay algo más sabio que la pedantería a tumba abierta?

R. Créame, soy adorablemente vulgar.

P. ¿Ana Obregón sería la Virgen idónea de este tiempo navideño?

R. Más que Ana, a la que amo, Cristina Almeida, mi conciencia.

P. ¿Por qué si pienso en María y José recuerdo a Emilio Aragón y a Aruca, su mujer?

R. Son angelicales:, lo parecen y lo son.

P. ¿Quién es Carlos Herrera?

R. Mi epitafio será: español y torero.

P. Este alboroto de la sexualidad en las emisiones radiotelevisivas, ¿de qué es síntoma?

R. El deseo y la molicie ya lo inventaron "los otros".

P. Carlos Herrera, guinda hispánica de las ondas, ¿qué piensa de usted?

R. A uno lo legitima la talla de sus adversarios.

P. Si le llegan sextillizos, ¿qué desea para el futuro?

R. Un minibús y media equipación del Betis.

P. ¿Sabe que hace cinco años que me castré?

R. Será incontinencia vesical, tal vez.

P. Confiéseme usted, un secreto también.

R. Me gusta mi mujer.

P. Se sospecha que Garzón es un nviado especial del Señor en la Tierra: ¿le halaga?

R. Antes fue juez en Almería.

P. Es víspera de Nochebuena y he venido a verle en avión: ¿no le importa?

R. Aún no tenemos alas propias como el angelito del belén.

P. ¿Sabe por qué he pensado en usted para este día?

R. Por mi cráneo inmaculado.

P. ¿Por qué no dormí apenas pensando en usted esta noche?

R. Cenó usted pringá.

P. ¿Detesta a los políticos y a los periodistas?

R. No sabría vivir sin los primeros y no sabría morir sin los segundos.

P. El ajo es el gran enemigo de la mujer y del vino: ¿sabía?

R. Pues también lo es mío.

P. Estoy llegando a la conclusión de que dormir es inútil. ¿Y estar despierto?

R. La guarda no duerme: descansa. Y yo vigilo, por si...

P. ¿Se atreve a decir un despropósito navideño?

R. Antes me iba a Albania. Y, ¡coño!, ahora me gusta.

P. Suba al cielo y díganos lo que pasa...

R. Un revuelo de túnicas blancas manchadas del beso de la nostalgia.

P. Baje a la bodega y con suélenos...

R. Cualquier reserva de La Rioja alta.

P. ¿Quién es líder esta Navidad: el Papa, Aznar, Ronaldo?

R. El que está en la cuna, aunque esté durmiendo.

P. Usted es líder de Canal, Sur: ¿qué es el Sur?

R. Melancolía de mis mayores, esperanza de mis hijos.

P. ¿Es más guapo que Rappel?

R. Tamaña osadía es contemplable.

P. ¿Le gustaría ser Camilla, la del príncipe Charles?

R. Camilla es fea, pero es guapa. ¿Qué tatuaje tendrá en su sótano misterioso?

P. ¿Se ama usted más los sábados o los lunes?

R. Los sábados que juega el Barça.

P. ¿Le hago rey de algo?

R. Si acaso de mí.

P. ¿Es experto en algo?

R. En elegir el vino.

P. Diga lo más bonito que sepa decir de lo que quiera.

R. Añoro la tos entrecortada de mi padre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de diciembre de 1996.