"Solo yo respondo de mis palabras"

"Si el Parlamento me requiere para que comparezca, lo haré con muchísimo gusto para afirmar, como vengo haciendo estos días, que sólo yo respondo de mis palabras y no acepto que nadie interprete mis intenciones", advirtió ayer en Santander el vicepresidente primero del Gobierno y secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, al referirse a su incidente con las diputadas de la oposición en el Congreso de los Diputados.

Una treintena de mujeres pertenecientes a las ejecutivas regionales de UGT y CC OO se concentraron ayer en vano ante la nueva sede del PP (casi 10.000 afiliados en Cantabria), que fue ayer inaugurada por Álvarez Cascos, para expresar su descontento al vicepresidente. La policía intentó infructuosamente disolver la concentración.

Más información

Cascos dijo, a preguntas de los periodistas, desconocer lo que es el lenguaje sexista. "Miren ustedes, es que no puedo tomarme en serio la cuestión; pero no tolero que se trate de manipular mis intenciones y rechazo los juicios que se puedan hacer en este sentido . Sé muy bien que no importa lo que se dice ni cuándo se dice, lo importante es lo que se pretende". "No he tenido", insistió el vicepresidente, "ninguna voluntad de faltar al respeto de nada ni de nadie, pero creo que lo que se quiere es montar un asunto y utilizarlo como elemento de crítica al Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de diciembre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50