Simeone, castigado con tres partidos por el pisotón a Julen Guerrero

El jugador argentino del Atlético de Madrid Diego Pablo Simeone fue sancionado ayer por el Comité de Competición con tres partidos de suspensión por su pisotón a Julen Guerrero, del Athletic, en el encuentro de Liga que los dos equipos jugaron el día 8 en Bilbao (1-1). El Athletic denunció la jugada y aportó un vídeo con imágenes de la misma y un certificado médico en el que consta la herida sufrida por Guerrero, que requirió tres puntos de sutura. Simeone completa con este castigo cuatro partidos de suspensión al añadir uno más por acumulación de tarjetas y, si no se rebaja la sanción, se perderá el encuentro con el Madrid el 18 de enero en el Vicente Calderón.El Comité de Competición, según explicó su presidente Alfredo Flórez, descartó la jugada protagonizada por Simeone como agresión, en cuyo caso el número de partidos de suspensión habría sido más elevado, y estimó el hecho como "violento, pero no intencionado". Flórez añadió que al jugador del Atlético de Madrid se le ha aplicado la sanción en el mayor grado que contempla el reglamento por el agravante de la reincidencia.

En el expediente con que cuenta Simeone en la Federación consta que el jugador argentino fue expulsado el 30 de marzo pasado -con lo que no ha transcurrido un año para que la reincidencia haya prescrito- en el partido que el Atlético jugó ante el Real Madrid. "¡Che, no seas cabrón!" le dijo al árbitro Carmona Méndez tras mostrarle una tarjeta amarilla por una dura entrada a Fernando Hierro. La respuesta le llevó al vestuario antes de tiempo.

El Comité desestimó "por presentarse fuera de plazo" la denuncia del Atlético contra el jugador del Athletic Ziganda por una acción violenta durante dicho partido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS