El presidente de las Cortes valencianas, González Lizondo, expulsado de su partido

El presidente de las Cortes valencianas, Vicente González Lizondo, fue expulsado ayer de su partido, Unión Valenciana (UV). El Consell Nacional de la formación regionalista, máximo órgano de gobierno entre congresos, acordó por 23 votos a favor y dos en contra dar de baja como militante a uno de sus fundadores y dirigentes más carismáticos.

La decisión del Consell Nacional de UV abre una grave crisis institucional en el Parlamento valenciano. La situación sorprendió al presidente de la Generalitat, Eduardo, Zaplana, del PP, de viaje en Argentina.

El Consell Nacional de Unión Valenciana, reunido hasta primeras horas de la tarde de ayer, acordó que el senador Vicent Ferrer y el asesor de la presidencia de las Cortes Manuel Campillos acompañen a González Lizondo en su destierro.

El presidente de Unión Valenciana y portavoz del Grupo Parlamentario en las Cortes valencianas, Héctor Villalba, aseguró que la expulsión de González Lizondo y Ferrer está justificada por su incumplimiento de los estatutos.

Aunque UV lo exige, es prácticamente seguro que los dirigentes regionalistas defenestrados no abandonarán los puestos institucionales que ostentan.

El PP, que obtuvo 42 escaños en las pasadas elecciones autonómicas, necesita al menos otros tres diputados de los cinco que tiene Unión Valenciana para gobernar. El pacto de gobierno firmado entre ambas formaciones otorgaba la presidencia de las Cortes a UV, aunque tras la expulsión de González Lizondo, será necesaria una modificación del reglamento de las Cortes valencianas para seguir cumpliendo con los términos del acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de noviembre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50