Los diputados fieles a Lukashenko anulan el viejo Parlamento de Bielorrusia

El parlamento formado el pasado martes por los diputados favorables al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, votó ayer por la tarde una ley por la que se retiran todos sus poderes al Sóviet Supremo, el anterior Parlamento, cuyos miembros se niegan a reconocer la nueva Asamblea.Un total de 122 diputados -de los 199 con que contaba el Sóviet- proclamaron su lealtad a Lukashenko. Ayer, reunidos en el Palacio de la Juventud de Minsk, votaron por unanimidad el texto de retirada de poderes "conforme a la Constitución" votada el domingo en un polémico referéndum.

También votaron una ley sobre la formación de una Cámara de Representantes (Cámara baja), con 110 diputados, de la Asamblea Nacional (nuevo Parlamento).

Pocos días antes, el Tribunal Constitucional de Bielorrusia había confirmado que el referéndum celebrado el pasado domingo no podía tener más que un valor consultivo, y no obligatorio como sostiene Lukashenko, en tanto que los diputados que no se han pasado al campo presidencial se niegan a reconocer la legalidad de la nueva Asamblea. Estados Unidos ya ha anunciado que no reconoce la legitimidad del plebiscito.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS