Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500 edificios, a la espera de ayudas para dejar el carbón

Medio millar de comunidades de vecinos están en lista de espera para recibir las subvenciones que el Ayuntamiento de Madrid concede para cambiar las calderas de carbón por otras de energía más limpia, como la electricidad o el gas, según la concejala socialista Ana Utor.Ana Tutor también afirma que el Ayuntamiento debe 400 millones a distintas comunidades de vecinos que sustituyeron la caldera de carbón de sus inmuebles. Por ejemplo, la Asociación de Vecinos El Parque de Comillas reclamó al alcalde, en una carta enviada el pasado 10 de octubre, que "cumpla los compromisos adquiridos con los vecinos de esta ciudad, abonando de forma inmediata las subvenciones a todas las comunidades que, cumpliendo los requisitos exigidos en tiempo y forma, llevan hasta tres años de espera".

Morisidad

Para la concejala socialista, "la morosidad del PP es intolerable" y su actuación supone una propaganda fraudulenta y un engaño intolerable a la buena voluntad de los madrileños que colaboran en mejorar el medio ambiente y que confían inocentemente en que el Gobierno municipal les pague lo prometido".El concejal de Medio Ambiente, Adriano García Loygorri contestó en otra nota que el Ayuntamiento ha otorgado desde 1990 ayudas por importe de 2.350 millones. El concejal afirmó que "el Ayuntamiento de Madrid se ha comprometido a atender todos los expedientes de transformación de instalación de carbón mientras el Plan de Sustitución permanezca vigente, a un ritmo acorde con las disponibilidades presupuestarias".

En este sentido, destaca que el presupuesto para este año es de 280 millones de pesetas y que se está estudiando si puede incrementarse en 80 millones más, cantidad que para Tutor resulta "insuficiente" para atender la lista de espera más las setecientas nuevas peticiones que se recibirán el próximo año.

Tutor recuerda que "en la capital existen en la actualidad más de 6.000 calderas de carbón en los distritos Centro, Salamanca, Retiro y Chamberí, que mandan a la atmósfera de Madrid alrededor de 50.000 toneladas al año de dióxido de azufre y partículas, haciendo irrespirable el aire de la capital en períodos de estabilidad atmosférica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de noviembre de 1996