Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra abierta entre el presidente y el Parlamento en Bielorrusia

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha desatado una crisis política al destituir al jefe de la Comisión Electoral Central (CEC), Víktor Gonchar, por un decreto que el Tribunal Constitucional calificó de inmediato como ilegítimo Gonchar se niega a dejar la sede de la CEC, mientras la policía trata de desalojarle a él y a los diputados que se le han unido en señal de solidaridad. Mientras tanto, el presidente del Parlamento, Semión Sharetski, denunció el "establecimiento de una dictadura".A menos de 10 días de la celebración de un referéndum en el que Lukashenko busca la aprobación de una nueva ley fundamental que amplía en más de dos anos su mandato presidencial y aumenta sustancialmente sus prerrogativas, el jefe de la institución que debe preparar la consulta y velar por el buen desarrollo de la votación fue destituido por el autoritario líder bielorruso. El jefe de la CEC es nombrado por el Parlamento y el presidente no puede destituirle.

Los diputados comenzaron ayer a recoger firmas para lanzar el procedimiento de destitución legal del presidente. Lukashenko está enfrentado a todos los partidos políticos -desde el comunista hasta el derechista Frente Popular- y al poder judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996