Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Molins califica de "chiste" la propuesta de González de renegociar la financiación

De "chiste divertido y poca cosa más" calificó el portavoz de CiU en el Congreso, Joaquim Molins, la propuesta de Felipe González para que los nacionalistas catalanes renuncien al modelo de financiación autonómica pactado con el PP y se abran a una negociación con todas las fuerzas políticas para consensuar una fórmula que tenga voluntad de permanencia y no cree diferencias "insoportables" entre comunidades. Molins replicó que lo primero que deben hacer los socialistas es alcanzar un consenso interno para saber qué modelo de financiación proponen.Molins no se mostró en absoluto preocupado por las discrepancias internas en el Partido Popular por las cesiones del Gobierno a los partidos nacionalistas. No cree que vaya a tener consecuencias, porque en este momento el nuevo sistema de financiación tiene sus más firmes defensores, además de CiU, en los presidentes autonómicos que militan en el PP.

El portavoz nacionalista desacredító las llamadas de alarma del PSOE al peligro de desmembración del Estado por la introducción de un sistema de financiación autonómica no aceptado por todas las comunidades. "No soy tan ingenuo para creer que ahora les preocupa la financiación. Se trata de una manipulación de los enfrentamientos interterritoriales para sacar provecho político", aseguró.

Horas después, Narcís Serra retó a CiU y a las demás fuerzas políticas a sentarse a negociar un sistema de financiación estable e invitó a los nacionalistas a votar las enmiendas a los Presupuestos del Estado que suponen una mayor inversión en Cataluña.

Por otra parte, CiU, el Grupo Parlamentario Socialista e IU-IC ya han presentado en el registro del Congreso de los Diputados sendas proposiciones de ley para que las leyes y demás disposiciones de carácter general se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE) también en las lenguas oficiales de las comunidades autónomas, una propuesta idéntica a la presentada por el Parlamento de Cataluña y que el martes no fue admitida a trámite por la oposición de PP y PSOE. Molins invitó al Gobierno a que regule esta cuestión por decreto si tantas ganas tiene de corregir la votación en contra del martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996