Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfredo Sáenz acomete la primera gran reestructuración para recuperar mercado

Alfredo Sáenz ha decidido potenciar el equipo ejecutivo de Banesto en la primera reestructuración en profundidad tras la llegada -en 1994- con el equipo procedente del BBV. La entidad considera que ya ha atravesado el desierto y ahora apuesta fuerte en las áreas de empresas y Bolsa, en las cuales su presencia era cada vez menos dinámica. El banco ha reducido la morosidad, mayor peso de esa recuperación, que se halla ahora en 320.000 millones de pesetas, con una cobertura del 88%.

"Es la ruptura del cascarón". La frase, de un alto directivo de Banesto, ilustra a las claras las ganas que tiene el equipo que preside Alfredo Sáenz de quitarse el peso de la intervención. Sáenz quiere acabar este año el saneamiento y uno de los avances que va a dar para completarla es la creación de una nueva división de banca al por mayor, macroárea en la que el propio Sáenz ha reconocido que el banco se ha quedado poco activo. Banesto ha ido realizando paulatinamente fichajes de otros bancos. Ha contratado en tomo a 200 directores de sucursal y ha incorporado a altos cargos, la mayoría procedentes del BBV (para ser más exactos, del antiguo Banco Vizcaya, del que salió la mayor parte del equipo directivo actual empezando por el presidente) y al nos de Argentaria (también ex Vizcaya). Al frente de la división se ha situado como consejeró-director general a José Luis Roselló, que hasta ahora era responsable de Medios.

Para encargarse de ese área, Banesto ha contratado a José Antonio Aróstegui, quizá el nombramiento más llamativo de los que han producido. Aróstegui -un ex Vizcaya y ex BBV- procede de Argentaria (véase EL PAÍS de ayer). Banesto ya contrató a José María Nus de Argentaria. Y esta entidad ha fichando a Ramón Bustamante de Banesto.

La nueva división tiene cuatro bases: banca corporativa, internacional, banca privada y mercado de capitales. A su frente estará Alberto Marcos, como subdirector general. De la unidad de banca internacional se encargará Marcial Suárez como subdirector general. En este área, el banco ha contratado a Luis Basagoiti para la oficina de Nueva York. Basagoiti procede del BBV y hacía esas mismas funciones.El banco quiere potenciar su presencia en, la banca privada, la de las grandes fortunas y a la gestión de patrimonios y lo hará a través de Bandesco. La dirección ejecutiva la llevará Ignacio Ezcurra como consejero director general. Luis Abril, director general del banco -y experto en este área tras su paso por Privanza (fue el que lo lanzó en el BBV) será vicepresidente de Bandesco.

Además potenciará el negocio bursátil y ha contratado a. Carlos Orduña como consejero delegado de Banesto Bolsa. Hasta ahora Orduña estaba en Oddo España.

El objetivo es alcanzar el saneamiento a final de este año. El principal escollo sigue siendo la morosidad, que era de 750.000 millones de pesetas con una cobertura del 45% cuando el banco fue intervenido. Ahora es de 320.000 millones y la cobertura ,del 88%, según Sáenz. Si se cuentan los préstamos hipotecarios, la cobertura supera holgadamente el 110%. No obstante, el banco reconoce que unos 150.000 millones que se pueden considerar fallidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996

Más información

  • Banesto ha elevado la cobertura de morosos del 45% al 88%