Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alavedra, en la ruleta eléctrica

Pujol deja en el aire si Alavedra es su candidato para presidir ENDESA

El nuevo mapa eléctrico diseñado por el ministro de Industria, Josep Piqué, ha descolocado y molestado al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. Su enfado con el ministro catalán no se explica sólo porque éste último no le hubiera anticipado el lanzamiento de las OPA (ofertas públicas de compra) por parte, de la pública ENDESA sobre Sevillana y, especialmente, Fecsal a pesar de que ambos han estado en contacto directo desde la entrada de Piqué en el Gobierno.Para Pujol y para su consejero de Industria, Antoni Subirá, la reordenación del mapa eléctrico catalán y la creación de un holding que agrupara los activos de las tres empresas que operan en ese mercado (Fecsa, Enher e Hidruña, las dos últimas controladas por ENDESA), no necesitaba un mayor protagonismo de la eléctrica pública.

Para Piqué, preocupado por el futuro de ENDESA, el proyecto de Pujol de crear un holding catalán que no estuviera completamente subordinado a la eléctrica del Estado tenía un flanco débil, el financiero. El único candidato autóctono a participar en este proyecto sólo podía ser La Caixa y ésta ya había dicho de todas las formas posibles que no estaba por la labor. Un elemento nuevo que abunda en la misma línea reside en que el nuevo mapa ideado por Piqué ya ha creado un espacio reservado para la entidad de Josep Vilarasau. Se trata del tercer grupo del sector, estructurado, en torno a Hidrocantábrico, candidato indiscutido además a engullir Electra de Visgo y Saltos del Nansa.

Antes de que se conocieran los planes de expansión de la eléctrica que aún preside Feliciano Fuster, la estrategia de Pujol se centraba en incrustar algunos cargos ,importantes en la estructura del sector. En la presidencia de Fecsa colocó a Juan Echevarría, que recientemente había abandonado la presidencia ejecutiva de Nissan. La silla de Enher estaba reservada para el actual director general de Energía de la Generalitat, Pere Segarra , un nombramiento ya acordado pero aplazado por la movida de estas semanas. Por último, Pujol pactó directamente con el ministro de Economía, Rodrigo Rato, la incorporación de un catalán al consejo de ENDESA, el elegido fue Rafael Español, actual presidente de La Seda.

La OPA de ENDESA sobre la catalana Fecsa, ¿obliga a, cambiar esa estrategia?. Ya antes de que se plasmara el nuevo papel de ENDESA en el mapa catalán, el consejero de Economía de la Generalitat, Maciá Alavedra, explicó a Pujol que un conocido abogado le aseguraba que el principal accionista de ENDESA, el Banco. Santander, apoyaría su nombramiento como presidente de la eléctrica pública. Ni el propio Pujol, según todas las fuentes consultadas, se acabó de tomar en, serio esa posibilidad, aunque la sugerencia del propio Alavedra era en sí misma una oferta para orquestar de forma versallesca, la salida del consejero de Economía del Gobierno de la Generalitat. Las relaciones entre ambos distan de ser fluidas y en los últimos tiempos Pujol le ha mordido algunas competencias a su consejero como, por ejemplo, el control del gasto de la Generalitat.

En cualquier caso, Pujol sondeó al propio José María Aznar a través de varios ministros del Gobierno. "Sondeo y nada más", afirman fuentes conocedoras de los contactos, "pues el propio Pujol reconoció que la idea no había partido de él mismo, sino que le había sido sugerida". Algunos sacaron la conclusión de que Pujol buscaba no esa presidencia sino un premio de consolación. La respuesta del ministro y de otros miembros de la Administración fue desalentadora, tanto por, su perfil de hombre político ajeno a la gestión empresarial, como, por sus conocidas relaciones con personajes como Javier de la Rosa.

Posible relevo

El pasado miércoles, Pujol fue preguntado en el Parlament sobre sus planes para Alavedra y la presidencia de ENDESA. No defendió que Alavedra fuera su candidato para el puesto, ni tampoco afirmó que fuera imprescindible en el Gobierno catalán; dicho de otro modo, reconoció que la posibilidad de su relevo está sobre la mesa.

Pero no pudo dejar de señalar que "una buena presencia de Cataluña en la presidencia de ENDESA. sería buena para todos". Lo que está claro es que el futuro holding eléctrico catalán, absolutamente controlado por ENDESA, nacerá como una simple pieza decorativa y subordinada a una estrategia superior., Luego el objetivo de Pujol ya no puede ser colocar a uno de los suyos en la presidencia del holding, para la que, en otras condiciones sí podía haber estado pensado en Alavedra cuando tanteaba a Piqué sobre la presidencia de ENDESA. Ahora hay que jugar a la caza mayor, una especiafidad deportiva para la que Alavedra no es quizás el mejor candidato.

La otra cara de esa estrategia se desarrollaba al mismo tiempo que Pujol hablaba en el Parlament. En Madrid, el democristiano Josep Sánchez Llibre ablandaba al ministro recriminándole su "falta de sensibilidad con las instituciones" en el diseño de las OPA de ENDESA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de noviembre de 1996