Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Las ciudades del sur tienen vida propia, no son dormitorios"

Catedrático, de Sociología del Teatro, crítico teatral, autor, director, ensayista o responsable de programas culturales en Radio Nacional, José Monleón (Tavernes de la Valldigna, Valencia, 1927), incorformista como él solo, se enfrenta ahora a un nuevo reto: dirigir el I Festival Internacional Madrid Sur, que convertirá, hasta el 1 de diciembre, a las seis principales urbes metropolitanas -Móstoles, Leganés, Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe y Parla- en referentes escénicos a escala nacional. El reto de dinamizar la vida cultural y ciudadana de estas poblaciones le seduce sin remedio. "Me declaro muy del Sur: medio argelino, medio marroquí, medio boliviano", proclama.Pregunta. Dicen los alcaldes del sur que Madrid es una ciudad "apática, aburrida" monolítica". ¿Tan mal aspecto le encuentra usted?

Respuesta. Madrid tiene cosas maravillosas, como su desvertebración hospitalaria o su talante poco nacionalista, pero en este cultura es muy poco integradora. La cartelera, si se compara con otras grandes ciudades, presenta un gran desnivel. Las encuestas dicen que creemos en Europa, pero lo cierto es que los últimos montajes de Peter Brooke, por ejemplo, no nos han llegado. Nos hemos ido encapsulando: tenemos premios nacionales que ni se representan, las salas alternativas son marginales, y es lógico que des de el sur sientan que Madrid es un tedio.

P. ¿Cómo sería el Madrid de nuestros días en una pieza tetral?

R. Una ciudad en la que el pensamiento crítico se ha reducido a tópicos, a esquemas, a buenos y malos. La mediocridad de la cartelera refleja la mediocridad del entorno.

P. La llegada del teatro internacional al Sur ¿es democratizar la cultura?

R. Sirve para generar la conciencia de que el Sur no es un espacio inferior, de que las suyas ciudades con vida propia y no dormitorios. La relación Madrid capital-Madrid sur no debe entrañar superioridad o dependencia.

P. Usted escribió un librito titulado 30 años de teatro de la derecha. El del festival, ¿es de izquierdas?

R. Si preguntase quién se aprieta el cinturón con Maastricht, sin procurar que la cultura y el pensamiento lleguen a la mayoría, una escala pública o una universidad barata de izquierdas. Y el teatro en este país, efectivamente, ha estado dominado por un sector burgués que quiere que la vida no cambie para que los cambios no le perjudiquen. aquí la gente paga para ser halagada, no para que le digan: "Oiga usted, el dinero, ¿de dónde lo ha sacado?". Nuestra pequeña burguesía persigue un teatro abstraído. Sin embargo, lo encuentro aburrido. Frente a la reafirmación, yo busco la indagación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996

Más información

  • JOSE MONLEÓNDIRECTOR DE TEATRO