Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confía en poder iniciar en enero el juicio del 'caso Filesa'

La Sala Segunda del Tribunal Supremo comenzó ayer a estudiar el recurso del fiscal del caso Filesa, Antonio Salinas, contra la decisión del magistrado instructor, Enrique Bacigalupo, de que sean juzgados sólo siete de los 24 imputados que el fiscal pidió que se sentasen en el banquillo. Debido a la complejidad del sumario, las deliberaciones de los magistrados se prolongarán varios días y la decisión podría demorarse hasta la próxima semana. La vista del juicio podría iniciarse a partir del próximo mes de enero.El recurso comenzó al ser estudiado ayer por los magistrados José Augusto de Vega, Ramón Montero y Luis Román Puerta Luis. El juez Marino Barbero elaboró una lista de 39 imputados entre militantes del PSOE, directivos de empresas y banqueros. El magistrado Enrique Bacigalupo la redujo drásticamente, dejando fuera de ésta a dirigentes del PSOE como Guillermo Galeote, ex secretario de administración de dicho partido, o Aida Alvarez, ex coordinadora de finanzas socialista, así como a los banqueros Alfonso Escámez, ex presidente del Banco Central, y José Antonio Sáenz de Azcúnaga, consejero del BBV.

Los inculpados que, a falta de lo que decida la Sala, se sentarán en el banquillo son Josép Maria Sala, senador y dirigente del PSC; Carlos Navarro, ex diputado del PSOE; Luis Oliveró, administrador único de las empresas Filesa, Malesa y Time Export; Alberto Flores, socio del anterior; Ramón Moreda, administrador electoral de las camparías del Partido Socialista en 1989; Carlos Ponsa, socio fundador dé Time Export, e Iñigo Larrazábal, directivo de luna empresa encargada de las campanas publicitarias del PSOE.

El fiscal Antonio Salinas recurrió el auto de apertura de Bacigalupo al entender que éste pudo extramilitarse, dado que a su entender, es el acusador el que debe ponderar si puede matener las acusaciones en un juicio. Salinas también mostró su desacuerdo con el juez en torno al objeto de la investigación que para Bacigalupo es, básicamente, el fraude fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996