Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ciclista Espinosa, en coma al chocar en una carrera

El corredor de MX-Onda colisionó contra un miembro de la organización que cruzaba el Critérium de Fuenlabrada

Un dramático accidente tiñó de sangre el Critérium de Ciclismo de Fuenlabrada (Madrid). El corredor profesional José Antonio Espinosa, de 26 años, del MX Onda, se encontraba anoche en estado de coma profundo tras colisionar durante la prueba con un miembro de la organización que cruzaba el circuito. El ciclista, que corría, sin casco, a una velocidad de 50 kilómetros por hora, terminó estrellando su cabeza contra el pavimento. Espinosa, inerte, quedó tendido en el suelo. Fue trasladado al hospital Severo Ochoa de Leganés y luego al Hospital Clínico de Madrid, donde fue operado. El miembro de la organización, Francisco Casillas, de 41 años, director del equipo cadete de ciclismo Cedena, sufre fractura craneal y orbital y su estado era muy grave.

"En la intervención quirúrgica le hemos reducido el hematoma sudoral. Se le han extirpado los coágulos de sangre, lo que permitió descomprimir el edema cerebral Sufre una fractura del hueso occital y del temporal", explicó el doctor Pérez Peña, jefe de los servicios de neurocirugía. "Su estado es de coma profundo y el pronóstico, muy grave". Un familiar cifró en un 3% sus posibilidades de sobrevivir.El sobrecogedor accidente sobrevino cuando se celebraba la contrarreloj por equipos, la primera prueba de una jornada festiva. Un pelotón de 36 corredores, liderado por Miguel Induráin y Abraham Olano, era aclamado por la multitud. El equipo MX-Onda integrado por José Antonio Espinosa, Raúl Pérez de la Viña y Antonio Vargas, inició la competición. Tenían que dar tres vueltas a un circuito de un kilómetro.

En la segunda vuelta se desencadenó el golpe. Francisco Casilla, uno de los 100 voluntarios de la peña Cedena, caminaba por el circuito para explicar a un empleado de seguridad que tenía muchos problemas para contener a la gente en el circuito. Al instante, Casilla se dio media vuelta para volver a su sitio cerca de las vallas. Pero giró sin mirar y se topó con los tres ciclistas que bajaban a gran velocidad en contrameta. Los dos primeros le eludieron. Espinosa, que cerraba el grupo, no pudo evitar el choque.

Tras el accidente pasaron dos eternos minutos, hasta que se presentaron las dos ambulancias de DYA y Protección Civil ubicadas en el circuito. El propio animador de la prueba pidió por la megafonía oficial la presencia de un médico. Al instante acudió el doctor del Patronato Municipal de Deportes de Fuenlabrada.

La prueba estaba organizada por la Asociación Deporte y Vida, de deportistas contra la droga, el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Peña Ciclista Cedena. El equipo MX-Onda acusó a Deporte y Vida de malgastar el dinero: "No es de recibo que no se haya contratado un médico y no se pague mucho dinero a algún corredor", dijo Jose María Pérez, subdirector del equipo. Los organizadores, sin embargo, aseguran que el reglamento exige la presencia de ambulancias, pero no de médicos.

Eduardo Chozas, coordinador de Deporte y Vida, explicó que la prueba se había preparado "con las mayores medidas de seguridad posibles". "En estos circuitos no suele haber peligro y menos en esa prueba donde van tres ciclistas en carrera", dijo Chozas. "Son accidentes de mala suerte".

Tras el accidentes, los integrantes de la peña Cedena indiaron que no tenían ganas de seguir en la prueba. "Con el golpe y tal cómo se desbordaba todo estabamos hechos polvo", señaló Javier Cedena. La carrera, sin embargo, se celebró hasta el final.

Espinosa, soltero y vecino de Azuqueca de Henares (Guadalajara), iba a cumplir su cuarto año como profesional en el MX Onda, que dirige Maximino Pérez, quien ayer perdió a su suegro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de octubre de 1996