El FMI inagura unas perspectivas "buenas" para la economía mundial

Las perspectivas de la economía mundial para 1997 son "razonablemente buenas", según avanzó ayer el número dos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Stanley Fischer, en la presentación del informe anual de este organismo. Según las previsiones del FMI, los países más industrializados pertenecientes al denominado Grupo de los Siete (G-7) registrarán unos índices de inflación más bien bajos, la situación económica japonesa mejorará y, por primera vez, los países en transición hacia una economía de mercado tendrán signos de recuperación.Por el contrario, Asia registrará un crecimiento económico más lento y la recuperación de Europa encontrará dificultades derivadas del esfuerzo que supondrá el cumplimiento de los criterios de Maastricht. El informe del FMI indica que el crecimiento económico mundial en 1995 se situó en un 3,5%, aunque destaca el comportamiento de Asia, donde "las economías emergentes continuaron creciendo de forma impresionante".

Los acontecimientos ocurridos en 1995 y a principios del presente año indican que las perspectivas de crecimiento global continúan siendo "favorables" y no se esperan ralentizaciones prolongadas o generalizadas. La inflación en los países industrializados se situó en un promedio del 2,5%, lo que permitió a las autoridades monetarias reducir los tipos a corto plazo.

El comercio mundial en 1995 continuó su expansión, reflejando la liberalización de los últimos años, mientras que el flujo de capitales hacia los países en desarrollo se mantuvo sostenido, una vez que se contuvo el efecto de la crisis mexicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de septiembre de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50