Netanyahu declara en EE UU que negociará con los palestinos y con Siria

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, reafirmó anoche ante el presidente norteamericano, Bill Clinton, su voluntad de proseguir las negociaciones de paz con los palestinos y Siria. No obstante, Netanyahu advirtió que los acuerdos con los palestinos deben basarse "en la reciprocidad y la seguridad". Ambos dirigentes celebra ron su segunda reunión en la Casa Blanca desde que el líder del conservador Likud venciera en las elecciones del pasado mes de mayo.

Clinton agradeció a Netanyahu que hubiera aceptado reunirse con el líder palestino Yasir Arafat el miércoles pasado, y subrayo que Estados Unidos "está aún comprometido con la paz y la seguridad". "Creo que hemos hecho algunos progresos en esa dirección y haré todo lo que pueda para avanzar", añadió Clinton durante la entrevista celebrada en el Despacho Oval de la Casa Blanca. A lo que Netanyahu respondió: "Hemos renovado nuestro compromiso para conseguir la paz con los palestinos y con los sirios. Hemos sido generosamente ayudados por el presidente Clinton para retomar las negociaciones con los palestinos. No es un camino fácil pero nos hemos comprometido y lo cumpliremos".Previamente, Netanyahu había mantenido entrevistas por separado con el secretario de Estado, Warren Christopher, y con el secretario de Defensa, William Perry. En el Pentágono, Netanyahu justificó los recientes bombardeos de EE UU contra Sadam Husein como una, "acción responsable contra una agresión" y reiteró su apoyo a la política norteamericana hacia Irak.

El primer ministro israelí se declaró también favorable a conceder más permisos de entrada a Israel a trabajadores palestinos, que no pueden acudir a sus empleos desde el cierre de las fronteras decretado tras los sangrientos atentados de principios de año por el anterior Gobierno laborista. Netanyahu. aseguró que apoya incluso ir más allá de la concesión de 50.000 permisos como desea Estados Unidos, ya que Israel no intenta utilizar el cierre de fronteras como "medio de presión". Actualmente, el Gobierno israelí sólo ha emitido 18.000 de esos permisos.

Por su parte, Washington ha pedido a Netanyahu. el repliegue de sus tropas en la ciudad de Hebrón, en la que Israel debería dejar sólo un pequeño contingente para proteger a los 440 colonos que viven en la localidad rodeados por 120.000 palestinos.

Netanyahu. expresó su esperanza en que Washington pueda aportar el mismo apoyo en una negociación con Siria, pero advirtió que no se sentía atado a anteriores compromisos del Gobierno laborista israelí de devolver el territorio del Golán a cambio de la paz con Damasco.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de septiembre de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50