Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La acusación vincula a Cañellas con los pagos del 'caso Sóller'

La Fundación Illes Balears amplió su patrimonio con dinero de la companía concesionaria del túnel de Sóller, según la acusación particular ejercida por Izquierda Unida de Baleares. A esa conclusión llegó tras escuchar ayer el testimonio ante el juez de Magdalena Femenías, gerente de la entidad benéfica presidida por Gabriel Cañellas (PP), ex jefe del Ejecutivo bálear. El ministerio fiscal investiga, si los responsables de la fundación emplearon dinero opaco al fisco(40 millones de pesetas) en comprar su sede.Desde la fecha de su constitución, en diciembre de 1988, hasta el pasado año la fundación de Cañellas manejó algo más de mil millones de pesetas, aportados por diversos empresarios de Baleares. Varios de los ingresos se realizaron de forma anónima; al menos 679 millones fueron aportados por empresas, 186 en concepto de subvenciones de carácter particular (40 millones en especies y no en dinero), 41 millones en subvenciones oficiales y otros 10 en proyectos de investigación, según los auditores.

La acusación particular en el caso Sóller -el supuesto pago de comisiones a dirigentes del PP por adjudicar en 1988 a través del Gobierno regional las obras a una empresa de Antoni Cuart, socio de Cañellas- cree que Femenías entró "en abiertas contradicciones" al responder a las preguntas del juez.

"Tuvo muchas lagunas y no aclaró absolutamente nada del dinero dudoso ingresado en la fundación", dijo la abogada de Izquierda Unida, María Durán. Esta formación política cifró en al menos 6,5 millones el dinero que ingresó la entidad proveniente del túnel de Sóller: "Creemos que José Antonio Berastain [consejero autonómico de la Función Pública] fue el autor material de esos ingresos", precisó Durán. Tanto Berastain como Cañellas ya han prestado declaración ante el juez, que investiga la existencia de un posible delito de prevaricación continuada, vinculado a otro de cohecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1996