Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS: OPEN DE EE UU

Arantxa, Conchita, Javier Sánchez y Corretía avanzan

Sergi Bruguera perdió en tres mangas frente a un impecable Thomas Muster

Los hermanos Arantxa y Javier Sánchez Vicario y Álex Corretja se aseguraron el pase a los octavos de final del Open de EE UU de tenis mientras que Conchita Martínez se convirtió ayer en la primera jugadora en acceder a los cuartos de final. Sergi Bruguera fue eliminado en la tercera ronda por un Thomas Muster que demostró un impresionante momento de forma. El austriaco se impuso en tres mangas por 6-2, 6-4, 6-3.La familia Sánchez Vicario volvió a hacer historia. Javier salvó cuatro bolas de partido -perdía 6-2 en el tiebreak del quinto set- y accedió por segunda vez a los octavos de final. Su próximo rival, el francés Arnaud Boetsch (20º mundial), no parece un escollo insalvable para el mediano de la dinastía, que vislumbra una posibilidad de repetir los cuartos de Final que ya disputó en 1991. Arantxa no encontró ninguna dificultad para plantarse en los octavos de final, una cita a la que no ha fallado desde 1988. Venció con una autoridad aplastante a la rusa Elena Likhovtseva por 6-0, 6-1.

Fue una victoria tan contundente como la de Conchita Martínez sobre la sueca Asa Carlsson, que a sus 20 años no logró arañarle más que tres juegos a la aragonesa. Sin embargo, tanto para Arantxa como para Conchita se acabaron los dulces. Ahora se inicia la parte más dura del torneo. Arantxa se enfrentará a la suiza Martina Hingis, l5ª cabeza de serie, que cumplirá 16 años el mes próximo. Y la aragonesa, previsiblemente a Lindgay Davenport, reciente medalla de oro olímpica en Atlanta.

Corretja salvó una situación de dos mangas a una abajo y acabó derrotando al sueco Jonas Bjorkinan, 510 mundial, con un alarde de buen tenis y de excelente físico en la quinta manga. "Es como romper un maleficio en este torneo", confesó Corretja que ahora se enfrentará a Guy Forget. "Es un gran jugador, pero tengo posibilidades de estar en cuartos", añadió.

El torneo americano acabó ya para Bruguera, 73º mundial. El barcelonés perdió en tres mangas secas frente a su bestia negra, Thomas Muster. Fue la undécima victoria del austríaco sobre Sergi, que sólo le ha ganado en tres ocasiones. Pero el catalán no se fue con mal sabor de boca: "He jugado bien y, aunque he perdido, me voy contento. Estoy en el camino de una completa recuperación".

Las sorpresas las protagonizaron la jugadora más joven, la rusa Anna Kournikova (15 años) y el más vetrerano, el sueco Stefan Edberg (30 años), que alcanzaron los octavos de final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de septiembre de 1996