Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo nombrará mañana fiscal general a Ortiz Úrculo

El Consejo de Ministros de mañana estudiará el nombramiento de Juan Cesáreo Ortiz Úrculo como nuevo fiscal general del Estado y lo más probable es que se proceda a la aprobación de su nombramiento, según informaron fuentes gubernamentales a Europa Press. La fuentes consultadas por dicha agencia en la Fiscalía General del Estado dieron como segura la sustitución de manera inminente, confirmando así las informaciones de EL PAÍS.La sustitución del fiscal Carlos Granados, según informó este periódico el 2 de agosto, fue decidida en el Consejo de Ministros de esa fecha, según reconoció el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez, quien sin embargo dio cuenta de que el nombramiento efectivo del nuevo fiscal se aplazaba por "problemas de agenda".

Para mañana esos problemas estarán subsanados al haberse reunido ya en pleno el Consejo General del Poder Judicial y evitarse el periodo de provisionalidad que habría supuesto para el fiscal Carlos Granados ocupar la jefatura de la Fiscalía General del Estado durante el mes de agosto, con el nombramiento efectivo de su sustituto.

Fuentes del Consejo del Poder Judicial indicaron que el miércoles 4 de septiembre es un día "disponible" en las agendas de los nuevos vocales para reunirse en pleno y emitir el informe preceptivo, que no es vinculante, sobre la figura del nuevo fiscal general del Estado propuesto por el Gobierno del PP. Dichas fuentes indicaron que la propuesta de Ortiz Úrculo será respaldada por el Poder Judicial.

Juan Cesáreo Ortiz Úrculo nació en Bilbao hace 56 años. Ejerció en su ciudad natal y en la Audiencia Provincial de Madrid, y actualmente se encuentra destinado en el Tribunal Constitucional. Es presidente de la Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera y de carácter conservador.

Próximo a Trillo

Considerado un profesional de formas moderadas, Ortiz Úrculo se sitúa políticamente entre los juristas más próximos al actual presidente del Congreso, Federico Trillo. Desde la presidencia de la Asociación de Fiscales, Ortiz Úrculo ha defendido la autonomía del fiscal general con respecto al Gobierno, que al fin y al cabo es quien le nombra.El relevo al frente de la Fiscalía era una de las asignaturas pendientes para el nuevo Gobierno de José María Aznar, quien anunció en su debate de investidura que ese puesto sería ocupado por un miembro de la carrera fiscal y no por un magistrado, como es el caso de Granados.

Entre sus primeras actuaciones, el nuevo fiscal general tendrá que hacer frente a la rebelión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, uno de cuyos integrantes, Pedro Rubira, se negó a obedecer las órdenes de Carlos Granados sobre la petición de libertad para el general Galindo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996