Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto de Sarajevo se reabre al tráfico civil después de más de cuatro años de guerra

El aeropuerto de Sarajevo, uno de los símbolos de los casi cuatro años de guerra en Bosnia-Herzegovina y única vía de entrada de la ayuda humanitaria que sostuvo con vida a decenas de miles de habitantes de la ciudad, ha quedado abierto al tráfico aéreo comercial. "Paso a paso, el aislamiento de Sarajevo está terminando", dijo ayer el secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher. Acompañado del presidente bosnio, Alia Izetbegovic, declaró abiertas las instalaciones, situadas en medio de la antigua línea de combate, a tiro de las posiciones serbobosnias.

Para Izetbegovic, la reapertura está cargada de simbolismo. "Para nosotros es algo más que la reanudación de los vuelos, es otro paso hacia la libertad", dijo. El general francés, al mando del sector de Sarajevo y cuyas tropas han permitido estos años su funcionamiento para los vuelos humanitarios, Jean Heinrich, dijo que "la reapertura permitirá una nueva expansión", esencial para la reconstrucción del país.A pesar del aterrizaje del primer vuelo comercial, de las aerolíneas bosnias y procedente de Turquía, su completa remodelación llevará meses y mucho dinero. La mitad de los más de 3.000 millones de pesetas previstos serán aportados por el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) en un préstamos a 15 años y de bajo interés. "Este crédito es sólo una parte de otro mayor que cubrirá la reconstrucción de carreteras y puentes", dijo el director del BERD, Paul Monnory.

Christopher e Izetbegovic procedían de Ginebra, donde el miércoles se reunieron con los presidentes de Croacia, Franjo Tudjman, y de Serbia, Slobodan Milosevic. En el encuentro se acordó impulsar el proceso electoral. "Las elecciones son otro importante hito en el duro camino de Bosnia hacia la paz", dijo el secretario de Estado norteamericano en las pistas del aeropuerto de Sarajevo."Lo principal ahora es crear las condiciones para unas elecciones democráticas".

Christopher, que fue presentado por el presidente bosnio como "un amigo real", aprovechó su visita a Sarajevo para pedir por televisión a los ciudadanos bosnios una participación masiva en las elecciones del próximo 14 de septiembre. "Lo que he oído hoy aquí me da una gran esperanza de que podamos vencer a la violencia", dijo.

Izetbegovic aprovechó el acontecimiento para resaltar la importancia de otro de los logros de Ginebra. "La disolución de Herzeg-Bosna es un gran paso". Según el compromiso alcanzado, esta entidad separatista croata deberá quedar totalmente disuelta antes del 31 de agosto. Sus instituciones deberán integrarse en las de la Federación Croata Musulmana, cuya creación en marzo de 1994 fue auspiciada por Washington.

Pese a este acuerdo, muchos son los escépticos que creen que la rivalidad. entre croatas y musulmanes necesitará de algo más que gestos.

El país, con una República Srpska (la entidad serbobosnia), camina hacia una partición étnica de hecho. En los tres sectores se impone la hegemonía del partido étnico. La Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa, encargada de organizar las elecciones del 14 de septiembre, denunció ayer la expulsión de un directivo de una empresa estatal de Tuzla por el delito de colaborar con la oposición al partido de Izetbegovic. Tuzla tiene un alcalde liberal. Es la única de Bosnia no gobernada por hombres de Izetbegovic.

Amenaza de boicoteo

Christopher se reunió con los líderes de la oposición del ente croato-musulmán, quienes le refirieron los abusos del Partido de Acción Democrática (SDA) de Izetbegovic durante la campaña electoral. En opinión de éstos, sus grupos están siendo sometidos a fuertes presiones por parte del SDA, que monopoliza los medios de comunicación estatales. Haris Silajdzic, presidente del denominado Partido por Bosnia-Herzegovina y ex primer ministro bosnio, declaró que los partidos de oposición podrían llegar a boicotear las elecciones si continúan. las presiones.El secretario de Estado norteamericano visitó a las tropas de la OTAN, la catedral católica y recorrió la calle Vade Miskina -donde en 1992 se produjo, una de las primeras matanzas que sacudieron la conciencia del mundo: la de la cola del pan-, donde depositó un ramo de flores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de agosto de 1996

Más información

  • Christopher llama por televisión desde la capital bosnia a participar en las elecciones